Guía de compra de televisores LCD

Los televisores LCD son televisores de pantalla plana que generan las imágenes mediante una pantalla de cristal líquido, ya que utilizan tecnología LCD (Liquid Crystal Display, Pantalla de cristal líquido). Los televisores LCD se caracterizan por su escaso espesor, peso y volumen pequeños, bajo consumo, alta definición y formato panorámico, y actualmente han sustituido casi por completo al televisor de tubos catódicos CRT (Cathode Ray Tube).

Guia de compra de televisores LCD

Consejos para adquirir televisores LCD

Los televisores LCD se suelen denominar televisores TFT-LCD, televisores LCD de TFT o televisores TFT, debido a que usan una estructura de matriz activa TFT (Thin-Film Transistor, Transistor de película delgada).

La pantalla de un televisor LCD está formada por dos capas de cristales polarizados entre los que se sitúan los pixels, formados por cristal líquido y divididos en tres subpixels rojo, verde y azul que generan el color del pixel. Detrás de los pixel se sitúa la retroiluminación o fuente de luz, existiendo dos tecnologías de retroiluminación:

  • En el televisor LCD convencional son CCFL (Cold Cathode Fluorescent Lamp, Lámpara fluorescente de cátodo frío).
  • En el televisor LED son diodos LED (Light-Emitting Diode, Diodo emisor de luz).

Veamos las principales características de los televisores LCD:

  • Tamaño de pantalla: podemos encontrar televisores LCD desde 15 hasta 60 pulgadas de diagonal. Debemos elegir el tamaño del televisor según la distancia a la que nos vayamos a sentar, para que nos permita ver la pantalla completa y sin perder detalle, no en función del presupuesto disponible ni del mayor tamaño posible.
  • Peso y dimensiones: el televisor LCD es ligero y muy plano, con un espesor inferior a 10 cm.
  • Alta definición: la mayoría pueden recibir señal de alta definición HD Ready o Full HD.
  • Factor de forma: la relación de aspecto más habitual en el televisor LCD es el formato panorámico de 16:9, a diferencia de la relación 4:3 de los CRT.
  • Retroiluminación: puede ser por CCFL (televisor LCD convencional) o mediante LED (televisor LED).
  • Calidad de imagen: la tasa de refresco de la imagen, el ángulo de visión, el brillo y el retardo de un televisor LCD proporcionan alta calidad de imagen.
  • Ángulo de visión: los televisores LCD suele tener un ángulo de visión limitado.
  • Conexiones: generalmente un televisor LCD lleva todo tipo de conexiones, tanto digitales (HDMI, DVI) como analógicas (Euroconector, vídeo compuesto, S-Video, VGA).
  • Pixels dañados: los televisores LCD pueden tener pixels defectuosos: atascados (permanentemente encendidos), muertos (permanentemente apagados) o débiles (menos luminosidad que el resto).
  • Tiempos de respuesta: debemos seleccionar modelos con bajo tiempo de respuesta, ya que los televisores LCD con tiempos de respuesta elevados pueden generar imágenes fantasmas cuando las imágenes se cargan rápidamente.
  • Resolución nativa: es conveniente que un televisor LCD trabaje en su resolución nativa, en la que ofrece un resultado óptimo, ya que si trabaja en otra resolución perderá calidad la imagen.

Los comentarios están cerrados.