Ventajas y desventajas de los electroestimuladores

Los electroestimuladores provocan la contracción muscular de forma involuntari sin que exista una orden desde el cerebro, ya que envían estímulos eléctricos al músculo directamente. Los mejores resultados del uso de los electroestimuladores se obtienen combinando la electroestimulación con el ejercicio físico, utilizando siempre el aparato de forma progresiva y siguiendo cuidadosamente las instrucciones del aparato.

Ventajas y desventajas de los electroestimuladores

Ventajas e inconvenientes de los electroestimuladores

Veamos las principales ventajas de la electroestimulación:

  • Permite entrenar los músculos de un modo muy intenso, ya que se consigue una mayor activación muscular y una mejor contracción de fibras, pues se logra reclutar fibras que no se alcanzan en la contracción voluntaria.
  • La fatiga del sistema nervioso es mínima, ya que se trata de un sistema pasivo, por lo que se pueden realizar un mayor número de repeticiones.
  • Puesto que puede utilizarse durante actividades cotidianas como ver la televisión, resulta muy práctico, aunque el usuario nota la contracción muscular, ya que se aplica la intensidad más alta posible.
  • Para conseguir los mejores resultados y un trabajo más completo, pueden combinarse ambos tipos de contracción, voluntaria y electroestimulada.

Respecto a las desventajas de los electroestimuladores, podemos citar las siguientes:

  • Los electroestimuladores no trabajan ni la coordinación ni el control muscular, ya que el sistema nervioso central no envía la orden de contracción al músculo.
  • La electroestimulación no es el medio ideal para trabajar la hipertrofia, ya que no se consigue tanto volumen muscular como con el entrenamiento voluntario.
  • Dado que se envía directamente el estímulo eléctrico al músculo, éste se fortalece pero no así los ligamentos ni los tendones. Tener unos músculos muy desarrollados y unos tendones flojos puede suponer un mayor riesgo de lesiones.

Por lo que se refiere a las contraindicaciones de la electroestimulación, los electroestimuladores están contraindicados en las siguientes cirscuntancias:

  • Marcapasos.
  • Epilepsia.
  • Heridas superficiales.
  • Tumores.
  • Varices.
  • Trombosis.
  • Hemorragias.
  • Alteraciones de sensibilidad.
  • Arritmias o enfermedades cardíacas.
  • Embarazo, aplicado en el abdomen.
  • Fiebre elevada.
  • No usar en el trayecto de la arteria carótida.

Veamos algunas recomendaciones de uso de los electroestimuladores que nos ayudarán a obtener resultados óptimos:

  • Los mejores resultados se obtienen combinando la electroestimulación con el ejercicio físico, ya que de ese modo conseguiremos un mayor reclutamiento de fibras y un trabajo más profundo. El único motivo para no combinar electroestimulación con entrenamiento es que una lesión o dolor limitante impida realizar ejercicio.
  • La electroestimulación debe utilizarse de forma progresiva, comenzando por programas de trabajo de baja frecuencia, como capilarización o tonicidad, antes de pasar a programas de trabajo de fuerza explosiva o hipertrofia.
  • Independientemente de si el objetivo es trabajar la fuerza o relajar un músculo, debe aplicarse la máxima intensidad posible sin llegar al dolor o molestia, ya que de esa manera consiguiremos reclutar el mayor número de fibras músculares y un trabajo de mayor profundidad.
  • En caso de rehabilitación se pueden combinar ejercicios de mejora de la movilidad junto con electroestimulación, pero siempre bajo el control del médico o fisioterapeuta.
  • Para colocar los electrodos debemos seguir cuidadosamente las instrucciones del aparato, ya que la ubicación de los electrodos positivos y negativos varía en función del programa seleccionado. Por lo general cada electroestimulador trae un manual detallado para facilitar la labor de colocar los electrodos.