Impresora fotográfica portátil HP Sprocket

La HP Sprocket es una impresora fotográfica portátil que imprime fotografías en tamaño 5×7.6 centímetros utilizando la tecnología Zink de impresión sin tinta. La HP Sprocket es compatible con Android de Google e iOS de Apple y se puede conectar con el smartphone mediante Bluetooth o NFC. La impresión se gestiona desde la aplicación gratuita Sprocket, que permite también diversas opciones para editar la imagen. Desde que el usuario lanza una impresión hasta que obtiene la foto finalizada apenas transcurren 40 segundos.

Impresora fotografica portatil HP Sprocket

Características de la HP Sprocket

La impresora fotográfica portátil HP Sprocket permite imprimir fotografías con un tamaño de 5×7.6 centímetros (2×3 pulgadas) utilizando la tecnología Zink, el sistema de impresión sin tinta (acrónimo de «zero ink», «tinta cero»). La impresión, así como la edición previa con opciones como recortar o añadir texto, se gestiona desde la aplicación gratuita HP Sprocket, que se puede descargar desde App Store o Google Play. Desde que se ordena una impresión hasta que se tiene la foto en la mano transcurren aproximadamente 40 segundos.

La impresora fotográfica portátil HP Sprocket, así como la tecnología Zink, surge como respuesta al deseo de muchos usuarios de imprimir sus fotos favoritas, y evitar que la enorme cantidad de fotografías que se toman no terminen simplemente almacenadas en el móvil, en el ordenador o en algún servicio de almacenamiento en nube. La mayoría de las fotos no se enseñan, a no ser que las hayamos compartido en redes sociales.

El sistema para enviar imágenes desde el smartphone o tablet a la HP Sprocket es muy sencillo. Una vez encendida la impresora presionando el botón de encendido durante dos segundos, se debe conectar el teléfono inteligente o dispositivo móvil a la impresora Sprocket mediante los ajustes de Bluetooth. A continuación, se procede a cargar el papel deslizando la cubierta hacia atrás y colocando la tarjeta azul boca abajo, y el papel fotográfico HP Zink boca arriba, y eso es todo, el usuario ya puede imprimir.

La HP Sprocket lleva una batería interna de 500 miliamperios que tarda en cargarse completamente en torno a 90 minutos. Es compatible con Android (Google) y iOS (Apple) y se conecta por Bluetooth, aunque también puede realizarse mediante NFC si el teléfono tiene dichas capacidades. Gracias a su reducido tamaño similar al de un teléfono móvil, esta impresora portátil se puede llevar fácilmente a todas partes.

El paquete de papel fotográfico HP Zink contiene 10 hojas de papel fotográfico adhesivo, junto con una tarjeta azul Smartsheet cuya función es limpiar y calibrar la impresora para usar ese paquete de papel recién cargado en la impresora y obtener la mejor calidad de impresión. El papel admitido es papel fotográfico adhesivo HP Zink de 5×7.6 cm (2×3 pulgadas), fabricado por la compañía Zink (que comenzó como un proyecto dentro de Polaroid) para aquellas empresas que licencian su tecnología. La bandeja para papel dispone de una capacidad de hasta 10 hojas con el Smartsheet.

La aplicación HP Sprocket permite personalizar las fotos con gran sencillez. El usuario sólo debe hacer una foto o seleccionar una de las favoritas que tenga en el móvil o en las redes sociales, y personalizarla antes de imprimirla ajustando la apariencia de la foto, añadiendo marcos, emoticonos, texto, pegatinas, filtros y mucho más. La calidad de impresión es de 313×400 puntos por pulgada (ppp). Además, efectúa una impresión sin bordes.

Una vez que la foto está impresa, puede utilizarse tal como está o bien se puede retirar la lámina de la parte posterior despegándola con cuidado desde la esquina, de tal modo que gracias a la superficie adhesiva la fotografía sirve también como pegatina, y podremos pegar la foto en una carpeta, en un archivador, en un álbum de recortes o cualquier otro lugar.

La gran ventaja de la impresora fotográfica portátil HP Sprocket es que no utiliza cartuchos de tinta para imprimir, ya que incorpora tecnología Zink, de tal modo que el sistema de impresión está en el propio papel que activa los colores en función de la aplicación de calor, ya que es una tecnología de impresión térmica. Además, se trata de un sistema rápido, ya que el usuario consigue una fotografía en color en apenas medio minuto.

Los tipos de archivo admitidos son JPEG (.jpg), TIFF (.tiff), GIF (.gif), BMP (.bmp) y PNG (.png). Si el usuario envía a la impresora un tipo de archivo no admitido, el trabajo de impresión no se imprime. Se recomienda que las imágenes tengan una resolución mínima de 818×1258 píxels por pulgada (ppp) para obtener una calidad de impresión óptima. Puesto que es posible que las capturas obtenidas desde un teléfono móvil no tengan la suficiente resolución para lograr una calidad de impresión óptima, se recomienda consultar la documentación del fabricante del dispositivo móvil para obtener más información.

Respecto a las dimensiones y peso de la impresora fotográfica portátil HP Sprocket, ofrece unas dimensiones de 116x75x23 mm y un peso de 0.172 kg. Cuenta con una fuente de alimentación compuesta por una batería recargable interna de polímeros de litio de 500 mAh, con un tiempo de carga de hasta 90 minutos. La batería de la impresora se carga mediante cable USB.