Hipoteca inversa

Se denomina hipoteca inversa a un crédito o préstamo hipotecario dirigido a personas mayores, que permite convertir en dinero el valor patrimonial que representa la propiedad de su vivienda, sin perder la titularidad. El propietario de la vivienda realiza disposiciones periódicas o en un cobro único, y una vez fallecido, los herederos deberán liquidar la situación con el banco.

Hipoteca inversa

Qué es una hipoteca inversa

Se denomina hipoteca inversa a la operación financiera pensada y diseñada para dar liquidez a aquellos mayores de 65 años, o personas dependientes, a través de la posibilidad de que puedan convertir en dinero el valor de propiedad de su vivienda habitual, sin prescindir de su titularidad.

Bajo el sistema de hipoteca inversa, los beneficiarios y propietarios del inmueble podrán realizar disposiciones periódicas o como cobro único, dispensadas por la entidad de crédito, pero siempre hasta un importe máximo determinado por la tasación de la propiedad. Una vez cumplido este límite, los perceptores de la hipoteca inversa, dejarán de disponer de dicha renta.

El plan de hipoteca inversa debe ser aprobado y concedido por una entidad de crédito o aseguradora, una vez comprobados los requisitos que deben cumplir los beneficiarios, como ser mayores de 65 años o afectados de dependencia grave.

La valoración de la propiedad deberá estar a cargo de una sociedad de tasación, y el inmueble debe estar asegurado contra daños.

Cabe destacar que el importe del crédito de hipoteca inversa estará condicionado por diferentes factores relacionados con las características de la propiedad, la tasación del inmueble y la forma de percibir la renta.

Una vez fallecido el deudor hipotecario o el último beneficiario, las responsabilidades sobre el crédito se transmitirán automáticamente a los herederos, que deberán liquidar la situación con la entidad financiera.

Ante la posibilidad de que los herederos no quieran o no puedan cancelar el crédito hipotecario, el banco podrá cobrar los débitos vencidos con intereses, mediante la ejecución de la hipoteca.

Los comentarios están cerrados.