Ejecución de hipoteca

Se denomina ejecución de hipoteca o acción hipotecaria, a un procedimiento ejecutivo a través del cual se ordena la venta forzosa del inmueble gravado con la hipoteca, por incumplimiento del deudor de sus obligaciones contractuales. Mediante la ejecución de hipoteca se busca hacer efectivo el valor del inmueble para pagar las deudas incumplidas, normalmente mediante subasta pública.

Ejecucion de hipoteca

Qué es una ejecución de hipoteca

La ejecución de hipoteca es el procedimiento ejecutivo, a través del cual la justicia ordena la venta de un bien inmueble que estaba grabado con una hipoteca. La orden de venta de este bien inmueble es el resultado de la falta de pago por parte del usuario de la vivienda hipotecada.

Se podría interpretar la ejecución de hipoteca como un procedimiento mediante el cual el banco intenta recuperar parte del dinero de un bien inmueble y que no pudo obtener a través del plan hipotecario.

La ejecución de hipoteca es un proceso que se lleva a cabo mediante subasta pública, transparente, rápido y reglado.

Cuando se concreta la venta del inmueble mediante la ejecución de hipoteca, una parte del dinero de la misma se devuelve al propietario de dicha vivienda. Este propietario no tiene por qué ser el deudor y podría ser el mismo banco.

Las ejecuciones de hipoteca no sólo están avaladas y reguladas por la ley, sino también promocionadas por estrategias publicitarias que buscan ensalzar la transparencia y legalidad del procedimiento, así como el precio de venta más justo, teniendo en cuenta las circunstancias.

Cuando hablamos de ejecución de hipoteca, hay que tener en cuenta que se trata de un proceso más simple que los ordinarios, ya que no se tienen en cuenta las cifras y los porcentajes de la deuda, sólo si existe la hipoteca y si hay una deuda impagada relacionada con la misma. Las causas por las cuales se produjo el impago tampoco se tendrá en cuenta durante la ejecución de la hipoteca.

El objetivo último de una ejecución de hipoteca es proporcionar a los acreedores una mínima seguridad jurídica con vistas al cobro del crédito que han emitido.

Los comentarios están cerrados.