Cómo ahorrar al firmar la hipoteca

Para la mayoría de las personas, la hipoteca con el banco es la operación financiera más importante que realizan en su vida, por lo que si se piensa en comprar una casa es básico informarse y asesorarse convenientemente con un experto antes de formalizar la operación acerca de cómo ahorrar al firmar la hipoteca, ya que es mucho lo que nos jugamos en ello.

Como ahorrar al firmar la hipoteca

Consejos para ahorrar al firmar la hipoteca

Aunque a veces sea difícil imaginar una posibilidad de ahorro cuando se pretende acceder a una hipoteca, hay algunas variables que permiten tener un margen de ahorro, por lo que es importante tenerlas en cuenta.

Estas variables que si son interpretadas con corrección nos permitirán ahorrar durante el pago de un préstamo hipotecario son principalmente el TAE (Tasa Anual Equivalente), el diferencial, las comisiones y el plazo de devolución.

Si bien los anteriores son los puntos más importantes en lo que a ahorro durante la hipoteca se refiere, hay algunos más que conviene reseñar:

  • Comparar entre varias ofertas hipotecarias y seleccionar la que más se adapte a nuestras necesidades y capacidad económica. Las ofertas contratadas online pueden presentan algunas ventajas por sus menores costes operativos.
  • Pese a la ingente oferta que se puede recibir por parte del banco para contratar pólizas de seguros, es importante saber que la única obligatoria es una póliza que cubra los imponderables del continente. En el caso de que la entidad ofrezca rebajas de préstamo a cambio del contrato de otros productos financieros, se deberá sopesar si existe margen para el ahorro, ya que contratar productos como seguros, fondos de inversión o tarjetas de crédito puede encarecer notablemente la hipoteca.
  • Intentar rebajar el diferencial y el TAE negociando con la entidad bancaria. El diferencial es el valor que se añade a la tasa de interés de referencia (Euribor) cuando se establecen o se revisan los tipos de interés. Por ejemplo, con un valor de referencia del 3% y un diferencial del 1%, el interés anual que deberá pagar el beneficiario será del 4%.
  • Comparar entre varias ofertas el coste de los gastos iniciales de tasación de la vivienda y notaría, a fin de optar por el más económico, ya que una elección adecuada del tasador y de la notaría pueden suponer un gran ahorro.
  • Buscar el mínimo plazo de amortización, ya que si bien un plazo de amortización más dilatado disminuye la carga mensual y puede ser deseable cuando se es joven, sin embargo cuanto mayor es el plazo para devolver el dinero, más intereses se pagan y mayor es el coste final de la hipoteca.
  • Solicitar información detallada sobre los posibles efectos de las cláusulas suelo, aquéllas que impedirán que el interés baje en la misma medida que puede bajar la tasa de interés de referencia (Euribor).
  • Tomarse todo el tiempo necesario para leer detenidamente las condiciones de la hipoteca y la escritura pública de préstamo antes de firmar. El beneficiario contará con 3 días hábiles para hacerlo. En caso de identificar alguna posible cláusula perjudicial, extraña o abusiva, pedir su modificación con antelación a la formalización de la hipoteca.
  • Analizar exhaustivamente los costes en concepto de comisiones cuando se contrata una hipoteca.

En lo que se refiere a las comisiones, las principales son las siguientes:

  • Comisión de apertura y estudio: incluye todos los gastos del trámite de apertura de un contrato de hipoteca. Intentar acordar con el banco el pago de la misma durante la vida del préstamo, y no en el momento de firma del contrato. Asimismo se debe solicitar a la entidad elegida una oferta vinculante escrita, en la que constarán las condiciones de la hipoteca.
  • Comisión de cancelación o amortización anticipada: la determina la entidad bancaria en caso de que el comprador desee cancelar las cuotas por anticipado antes de cumplirse el plazo, para compensar la pérdida de intereses.
  • Comisión por subrogación: se produce cuando el comprador opta por cambiar de entidad para variar el tipo de interés, pero con los mismos plazos e importe a amortizar.

Los comentarios están cerrados.