Spa urbano

Un spa urbano o balneario urbano (day spa en inglés), es un lugar o establecimiento de salud que ofrece tratamientos y terapias basados en el agua común, ubicado en zonas urbanas y que no ofrece hospedaje, por lo que permite al habitante de la ciudad disfrutar de los beneficios de un spa sin necesidad de viajar o perder un día completo de trabajo.

Spa urbano

Qué es un spa urbano

Un spa urbano es un lugar que ofrece tratamientos de relajación, bienestar y estéticos basados principalmente en la hidroterapia mediante el agua común.

Los spas urbanos o de día (day spa en inglés) están ubicados en ciudades y zonas urbanas, y generalmente no ofrecen hospedaje.

Según la región en donde se localice el spa urbano la variedad de tratamientos puede ser muy variada, aunque en principio todos ofrecen sesiones de hidromasaje y diversas terapias con agua, ya que su nombre deriva precisamente del acrónimo latino "salus per aquam", cuyo significado es "salud a través del agua".

Estos tratamientos pueden ir combinados con otros tipos de terapias como aromaterapia, masajes con piedras, aplicación de mascarillas faciales y corporales, reflexología, acupuntura, acupresión, baño sauna, baño de vapor, tratamientos exfoliantes, así como depilación, bronceado peluquería, control de peso y nutrición, entre otros.

Los tratamientos antigravitacionales donde el paciente se suspende en aguas cuya densidad salina se equipara con la del Mar Muerto, se cuentan entre los favoritos de muchos spa ya que sin ningún esfuerzo, la persona flota mientras su cuerpo se relaja. Se dice que una hora de esta terapia equivaldría a tres horas de sueño profundo.

Un spa urbano puede ser un establecimiento independiente o formar parte de algún complejo deportivo, comercial u hotelero. Muchos almacenes de prestigio cuentan con lujosos spa urbanos como un servicio más para sus clientes.

En los spa urbanos suele ser necesario hacer reserva con antelación, ya suelen tener una capacidad limitada para poder ofrecer a sus clientes el ambiente requerido de personalización y privacidad para mejores resultados de bienestar y relajación.

Una sesión de spa urbano merece apagar el teléfono móvil y desconectarse de las presiones diarias para disfrutar de íntimos momentos de tranquilidad sin necesidad de hacer un viaje o perder un día completo de trabajo.

Estos lugares ofrecen tratamientos muy efectivos pero de no muy larga duración y cuentan con facilidades como cabinas vestidores y lockers para guardar las pertenencias personales mientras se recibe el tratamiento.

Dependiendo del tipo de tratamiento la sesión en el spa urbano puede durar de una a tres horas, en las que el cliente será mimado y saldrá sintiéndose totalmente renovado y revitalizado.