Bañera de hidromasaje portátil

Una bañera de hidromasaje portátil es una bañera de hidromasaje pensada específicamente para que sea fácilmente transportable, para lo cual debe ser ligera, resistente, fácil de limpiar, con un mantenimiento también muy sencillo y fácil de armar, desarmar y operar. Suelen fabricarse inflables o bien de materiales esponjosos a base de espumas premoldeadas.

Banera de hidromasaje portatil

Qué es una bañera de hidromasaje portátil

Una gran innovación es la bañera de hidromasaje portátil, ya que puede ser trasladada fácilmente a cualquier parte y es de muy fácil instalación.

Las bañeras de hidromasaje portátiles son sencillas de instalar y operar, su mantenimiento también es muy sencillo y están fabricadas de materiales muy resistentes.

Existen diferentes tipos de bañeras de hidromasaje portátiles pero las más comunes son o inflables o de materiales esponjosos, con recubrimientos plásticos.

Los avances de la tecnología en materia de bañeras de hidromasaje portátiles han desarrollado sistemas muy eficientes para el aprovechamiento de energía y se ha logrado incorporar en la misma unidad el sistema de motores, calentador de agua y bomba.

Cuando la bañera de hidromasaje portátil está construida con un material altamente aislante logramos un importante ahorro de energía. También en el aspecto del ruido durante su funcionamiento se han logrado importantes avances y existen algunas marcas que ofrecen sistemas muy silenciosos.

Los materiales exteriores de estas bañeras de hidromasaje portátiles han sido pensados para resistir los traslados y ser usadas tanto bajo intensos calores como en temperaturas muy frías sin sufrir el menor deterioro.

Son muy fáciles de limpiar y algunas cuentan con sistema de higienización a base de ozono, por lo que el agua se conserva transparente y el requerimiento de otros productos químicos se reduce de manera importante.

Las bañeras de hidromasaje portátiles fabricadas a base de espumas son premoldeadas, de una agradable y suave textura que al mismo tiempo brinda un firme soporte, por lo que son muy confortables. Algunas cuentan con asientos también premoldeados en los mismos materiales.

Las bañeras de hidromasaje portátiles son muy ligeras, por lo que basta con rodarlas al lugar deseado, conectar la unidad de mecanismos y mangeras, llenarlas de agua y conectar a una toma de corriente. No se debe encender si no se ha llenado de agua completamente.

Por si todo eso fuera poco, los bellísimos acabados tipo piel le dan un elegante toque de distinción para hacer la experiencia aún más agradable.

Los comentarios están cerrados.