Cooking Chef de Kenwood

El Cooking Chef es un robot de cocina fabricado por la empresa Kenwood que además de remover, amasar y mezclar, también cocina los alimentos, gracias a que está provisto de una placa de inducción, cuya temperatura se puede regular desde 20° hasta 140°. Así pues, además de realizar las funciones tradicionales de un robot de cocina, como amasar, mezclar, rallar y remover alimentos, el Cooking Chef los cocina.

Cooking Chef de Kenwood

Características del Cooking Chef de Kenwood

El Cooking Chef de Kenwood es un robot de cocina o procesador de alimentos que además de las funciones clásicas de picar, moler, batir y amasar, puede cocinar ya que cuenta con una placa de inducción.

Esto significa que el Cooking Chef no calienta por medio de resistencias sino por medio de un campo electromagnético, por lo que se debe utilizar únicamente con el recipiente original. Ésta placa puede calentar hasta 140°, por lo que es posible preparar desde sencillas sopas hasta caldos y carnes.

El robot de cocina Cooking Chef cuenta con un recipiente de acero inoxidable de tres litros de capacidad, que tiene asas para retirarlo de la base y poderlo llevar directamente a la mesa cuando el plato está listo. Las asas están fabricadas con un material que resiste el calor.

El procesador de alimentos Cooking Chef dispone además de una cesta removible que permite cocinar alimentos al vapor como vegetales y pescado. También resulta perfecto para preparar masa para pan de levadura o postres como dulce de leche. Este accesorio así mismo es de gran ayuda para quienes utilizan frecuentemente chocolate fundido así como para los amantes del helado.

El Cooking Chef incorpora también un indicador LED que avisa cuando se ha alcanzado la temperatura deseada y tiene un temporizador que permite programar el tiempo requerido, así se trate de tan solo 5 segundos o hasta 3 horas.

En el Cooking chef de Kenwood es posible preparar platos tan variados como un helado, chocolate, huevos revueltos, masa para pizza o casi cualquier receta. Los platos cotidianos como la avena para el desayuno están listos en unos minutos. Las salsas como el gravy y la salsa bechamel se preparan prácticamente solas, sin necesidad de estar junto a la placa de la cocina removiendo constantemente los alimentos.

Tener un Cooking Chef en casa es una excelente opción para ahorrar espacio, tiempo y esfuerzo, ya que realiza las funciones de distintos aparatos cambiando fácilmente alguno de los diferentes accesorios.

El procesador de alimentos Cooking Chef es tan funcional y rápido que incluso evita tener que comprar comida ya preparada, lo que también se traduce en un gran ahorro. Y lo más importante, facilita el adoptar hábitos de alimentación saludables.

Los comentarios están cerrados.