Guía de compra de detectores de metales

A la hora de adquirir un detector de metales, las principales cuestiones que debemos valorar para decidir qué detector es el más adecuado son el uso previsto, ya que así sabremos qué características de los detectores son más importantes para nosotros, y el presupuesto de que disponemos, lo que nos ayudará a limitar la búsqueda eliminando funciones innecesarias.

Guia de compra de detectores de metales

Consejos para comprar detectores de metales

Veamos algunas recomendaciones a tener en cuenta al adquirir un detector de metales:

  • Uso previsto: la primera cuestión a valorar a la hora de comprar un detector de metales es para qué y dónde se va a usar, ya que existen tanto modelos polivalentes que pueden tener numerosas aplicaciones, como detectores más especializados específicamente diseñados para una finalidad concreta. Por ello, el estilo de búsqueda determinará las características de los detectores que son más importantes, ya que un principiante o aficionado casual al que le gusta pasar los fines de semana en la playa en busca de monedas necesita un detector muy diferente al que precisa un buscador experimentado de pepitas de oro.
  • Presupuesto: es muy útil decidir de antemano cuánto se quiere gastar en el detector de metales, ya que establecer un precio máximo nos ayudará a limitar la búsqueda y facilitará tomar la decisión final. Generalmente, cuanto más dinero se invierte en un detector de metales, más características y opciones tendrá, pero a pesar de que todas esas características adicionales sean muy atractivas, muchas de ellas no son realmente necesarias, por lo que eliminando funciones extra que probablemente no necesitamos reduciremos bastante el presupuesto.
  • Tipo de usuario: para un principiante probablemente lo mejor sería un detector básico, con pocas características y fáciles de usar. En cambio para un usuario experto en el manejo de detectores, la mejor opción es la compra de un detector profesional, que le permitirá una mayor exactitud en la búsqueda de objetos.
  • Marca: generalmente la marca es un signo de calidad, y la mayoría de las veces se obtiene lo que se paga. Las marcas más conocidas, como Garrett, Fisher o Whites, llevan años en el mercado de detectores de metales y ofrecen buenos productos, por lo que si compramos una marca desconocida no debemos guiarnos sólo por el precio, sino que tenemos que tener referencias de algún amigo o profesional que ya haya probado el producto. De esa manerea evitaremos frustraciones cuando estemos buscando objetos enterrados.
  • Segunda mano: los detectores de metales son aparatos electrónicos de precisión, por loque no es inhabitual que al adquirirlos usados presenten defectos en su funcionamiento. Para evitar disgustos y problemas, debemos prestar gran atención a la descripción del producto, y si es posible conviene probar el aparato antes de la compra.
  • Alquiler: muchas tiendas ofrecen la posibilidad de alquilar detectores de metales, lo que resulta de gran utilidad para probarlos, familiarizarse con los dispositivos y decidir cuáles son las características más deseables en el detector, antes de realizar la compra.

Los comentarios están cerrados.