Penalización en buscadores

La penalización en buscadores consiste en que los motores de búsqueda penalizan en sus resultados (SERP) el posicionamiento de aquellas páginas web que no respetan las políticas de ese buscador, por ejemplo por emplear técnicas black hat, spam de enlaces, granja de enlaces, contenido duplicado, spamming keywords, cloaking, texto oculto, exceso de SEO o venta de enlaces.

Penalizacion en buscadores

Qué es la penalización en buscadores

Si bien el posicionamiento web es una práctica permitida y constituida como tal, también están quienes hacen mal uso de las herramientas SEO e intentan métodos poco ortodoxos para conseguir mejorar su posicionamiento.

Cuando esto sucede, los motores de búsqueda pueden penalizar los sitios web, existiendo varios tipos de penalización en buscadores:

  • Bajar 6 posiciones: se aplica cuando se llega a las primeras posiciones mediante sobreoptimización de la página.
  • Bajar 30 posiciones: se aplica a sitios orientados a AdSense con poco contenido y un número excesivo de páginas de aterrizaje. Sin duda es una sanción fuerte y puede generar muchos problemas para volver a subir el sitio a la posición de partida en los resultados.
  • Bajar 50 posiciones: se debe a prácticas como compra de enlaces o generar enlaces automáticamente. Bajar 70 posiciones es mucho, puede demorar años en volver a estar en el lugar dónde se estaba anteriormente.
  • Bajar 950 posiciones: esta penalización se aplica por utilizar prácticas consideradas como black hat, que son tácticas políticamente incorrectas que consiguen la optimización de forma poco ética. Una penalización así deja al sitio prácticamente sin tráfico.
  • Penalización en PageRank: consiste en bajar la puntuación de un sitio, generalmente a PageRank 0, cuando la calificación mínima que recibe un sitio normal es 1, mientras que generalmente los sitios de calidad en Internet se encuentran entre 3 y 5. Esta es una penalización muy grave, ya que aumentar un sólo punto en este ranking lleva mucho tiempo y trabajo.
  • Baneo (banning): la penalización en buscadores más dura es cuando a un sitio web lo banean, en cuyo caso el buscador, como puede Google, elimina al sitio web de sus índices y de los resultados de las búsquedas. Esta penalización es la más severa y puede generar grandes pérdidas para el sitio web. Claro está, se puede pedir el reingreso en los ranking, pero esto puede llevar mucho tiempo, gestiones y trabajo para corregir los defectos.

Respecto a qué causa la penalización en buscadores, generalmente los motores de búsqueda disponen de unas condiciones de servicio y unas directrices de calidad para webmasters, así como un listado de prácticas desaconsejadas e incluso prohibidas, por lo que no respetar las reglas de juego es la mejor manera de ser penalizados en los resultados de las búsquedas.

En general, el negocio de los buscadores consiste en proporcionar al usuario los resultados más relevantes para sus búsquedas, y cualquier técnica que los sitios web utilicen para forzar el posicionamiento y manipular los resultados orgánicos o naturales, lo consideran ilícito y lo penalizan fuertemente.

Algunas de estas estrategias de black hat son:

  • Spam de enlaces o sobreabundancia de enlaces generados en otros sitios.
  • Contenido duplicado, como clonar otro sitio web o copiar-pegar textos de otras fuentes.
  • Texto oculto, insertando keywords o links que no se muestran al visitante.
  • Exceso de SEO o sobreoptimización.
  • Contenido generado automáticamente.
  • Redireccionamientos engañosos.
  • Páginas con palabras clave irrelevantes.
  • Páginas con comportamiento malintencionado.

Como vemos hay muchos factores de penalización de buscadores que pueden ocasionar problemas, por lo que lo más recomendable es hacer SEO con métodos legales.