Rayos UVA

Los rayos UVA son un tipo de radiación ultravioleta, junto con los otros tipos de rayos UV, UVB y UVC. La notoriedad de los rayos UVA se debe a que son los responsables del bronceado, por lo que se utilizan de forma artificial en solariums, cabinas, camas y lámparas solares con la finalidad de broncear el cuerpo humano.

Rayos UVA

Qué son los rayos UVA

El sol emite rayos ultravioleta (UV) que se pueden clasificar en rayos UVA, UVB, y UVC. La diferencia la determina la longitud de onda de la radiación, siendo los de onda más corta los más dañinos.

Las radiaciones UV de onda más larga son los rayos UVA, que penetran a las capas profundas de la piel. Son las activadoras de la producción de melanina, que es la que origina el bronceado.

Además de ser los responsables del bronceado, los rayos UVA destruyen el colágeno de la piel, por lo que también van produciendo arrugas prematuras, así como manchas o melanomas y otras lesiones pre-cancerígenas, que al principio no se notan pero van quedando en la memoria de la piel.

Respecto al bronceado con rayos UVA, en la actualidad, para muchas personas resulta impensable acudir a un evento social sin tener un bronceado perfecto, por lo que ahora forma parte de la rutina de arreglo personal además de la peluquería, el gimnasio y el maquillaje.

Uno de los métodos preferidos, ya sea para adquirir o mantener el tono deseado, es el bronceado con rayos UVA, donde en pocos minutos se obtienen resultados satisfactorios.

Las lámparas que se usan en los soláriums pueden ser de rayos UVA de alta o baja presión, siendo los de baja presión entre 2 y 5 veces superiores a la radiación del sol y los de alta presión entre 20 y 100.

En los centros de bronceado recomiendan no más de 20 sesiones por año, mientras que otros especialistas coinciden en que más de 5 exposiciones a los rayos UVA ponen en riesgo la salud. La OMS desaconseja estos tratamientos sobre todo antes de los 30 años.

Como principales ventajas de los rayos UVA podemos citar:

  • Bronceado rápido cerca de casa y sin importar la época del año.
  • Si decides desnudarte, puedes evitar que el bañador se marque.
  • Ayuda a controlar el acné.

Por lo que se refiere a los inconvenientes, el exceso de rayos UVA puede:

  • Provocar envejecimiento prematuro.
  • Debilitar el sistema inmunitario.
  • Ocasionar dermatitis, manchas y hasta carcinomas.

Los comentarios están cerrados.