Tándem eléctricos

Un tándem eléctrico es una bicicleta tipo tándem a la que se ha incorporado un motor eléctrico impulsado a batería que ayuda a avanzar a los ciclistas. Los tándem eléctricos son vehículos muy apropiados para recorrer distancias medias y largas, ya que a la ventaja mecánica que supone contar con el doble de potencia de pedaleo con casi la misma resistencia aerodinámica, se suma la asistencia del motor, lo cual reduce el esfuerzo de manera notable.

Tandem electricos

Características de los tándem eléctricos

Actualmente se trabaja de forma intensiva en el desarrollo de vehículos que utilicen fuentes de energía no contaminantes como la electricidad y que sean verdaderamente eficientes en cuanto a velocidad, potencia y autonomía, como es el caso de los tándem eléctricos.

Teniendo en cuenta que los tándem por lo general son más veloces que las bicicletas individuales en terreno llano por su mejor eficiencia mecánica y relación potencia/peso, mientras que en las subidas suelen ser más lentos por su mayor peso y el pedaleo descoordinado, convertir un tándem convencional en eléctrico puede resultar muy útil, ya que el motor proporcionará asistencia al pedaleo principalmente en las subidas.

En los repechos y subidas, cuando un tándem pierde la ventaja mecánica y aerodinámica respecto a los ciclistas individuales, se activa el motor eléctrico que ayuda a reducir el esfuerzo, mientras que en terreno llano o favorable, cuando el ciclista individual queda rezagado, el motor se desconecta. Esto se debe a que el motor únicamente se activa mientras se pedalea y la velocidad es inferior a 25 km/h, desconectándose por encima de esa velocidad.

Los tándem eléctricos son muy apropiados para recorrer distancias medias, ya que en ellos se cuenta con el doble de potencia de pedaleo más la asistencia del motor, lo cual reduce el esfuerzo de manera considerable. Para ello requieren tanto de motores como de baterías más grandes que una bicicleta de una sola plaza.

Los tándem eléctricos son impulsados por una batería que se recarga enchufando a la red eléctrica, ofreciendo una autonomía de entre 35 y 70 km. Para aprovechar las frenadas y bajadas para recargar la batería, son muy recomendables los sistemas de frenada regenerativa, ya que incrementan la autonomía de la batería y alargan su vida útil.

Aunque por lo general en un tándem la dirección, las marchas y los frenos los gobierna quien va delante, mientras que el resto de ciclistas se limitan a pedalear coordinadamente, también existen algunos tándem eléctricos que permiten ejercer el control tanto por quien va adelante como por quien va atrás, lo cual es excelente para cuando se desea llevar adelante a niños.

Podemos adquirir un tándem eléctrico motorizado de serie directamente al fabricante o convertir un tándem convencional en eléctrico por medio de un kit. De esta manera, con un kit de conversión podemos motorizar cualquier tipo de tándem, ya sea de carretera, todo-terreno, reclinado, triciclo tándem, etc. Por lo general el motor se puede instalar tanto en la rueda trasera, como en la delantera o en el pedalier.

Los comentarios están cerrados.