Bicicletas eléctricas de montaña

Una bicicleta eléctrica de montaña es una bicicleta de montaña que dispone de un motor eléctrico impulsado mediante una batería que ayuda al ciclista a avanzar gracias al pedaleo asistido. La bicicleta eléctrica de montaña permite realizar rutas off-road con menor esfuerzo, ya que el motor eléctrico brinda asistencia en los momentos en que más esfuerzo se necesita, especialmente en los ascensos, mientras que en el terreno llano y descenso se desactiva.

Bicicletas electricas de montana

Características de las bicicletas eléctricas de montaña

En los últimos tiempos el ciclismo ha ganado popularidad, tanto si se practica como deporte como si se emplea simplemente como medio de transporte. Es una excelente opción de transporte económico, saludable y sobre todo sin el grave impacto ecológico que implica el uso de automóviles o de motocicletas, que si bien éstas últimas son en cierta medida una solución debido al poco combustible que utilizan, lo compacto que son y algunas otras ventajas, emiten gases y también causan contaminación auditiva.

Dentro de las diferentes modalidades del ciclismo que es posible practicar hoy en día en bicicleta se cuenta el ciclismo de montaña. Existen diversos fabricantes que ofrecen algunos modelos de bicicletas eléctricas para esta modalidad, lo cual es una gran ventaja cuando se desea disfrutar de la emoción, la aventura y la belleza de los variados lugares que existen para la práctica de este deporte.

La bicicleta eléctrica de montaña hace posible la práctica de esta emocionante disciplina a muchas personas cuya condición física, aunque buena, no sea precisamente la de un deportista de alto rendimiento. El motor eléctrico a baterías de la bicicleta brinda una magnífica asistencia en los momentos en que más esfuerzo se necesita, especialmente en los ascensos, mientras que en llanos, planicies y descensos se desactiva para usarse como cualquier otra bicicleta convencional.

Esto permite la realización de paseos por la montaña sin que el esfuerzo sea exhaustivo. Por lo general, las bicicleta eléctricas de montaña cuentan con la función automática que desconecta el motor cuando no se requiere su uso.

Como toda bicicleta de montaña, existen bicicletas eléctricas de montaña con tres posibles sistemas de suspensión, en función de la modalidad que se practique:

  • Totalmente rígida: sin suspensión.
  • Suspensión delantera: sólo tiene suspensión delantera de horquilla.
  • Doble suspensión: incorpora suspensión delantera y trasera.

Las bicicletas eléctricas de montaña se pueden adquirir motorizadas de fábrica o bien se puede recurrir a un equipo eléctrico de conversión para transformar en eléctrica una bicicleta de montaña convencional. Esto permite elegir a nuestro gusto la parte ciclo y migrar el sistema motor a otra bicicleta si en el futuro cambiamos de montura.

Puesto que en una ruta off-road difícilmente encontraremos puntos de recarga para la batería, son muy recomendables los modelos que cuentan con sistemas de frenada regenerativa, que aprovechan las frenadas y la inercia de las bajadas para recargar la batería.

Respecto a la tracción, por lo general las bicicletas eléctricas de montaña llevan el motor en el eje trasero, pero también las hay que lo llevan en el pedalier, en la rueda delantera o incluso modelos con tracción en ambas ruedas.

Es importante que la bicicleta eléctrica que se va a emplear en montaña sea especialmente diseñada para ello ya que otras bicicletas eléctricas, aunque sean potentes, no son específicas para ascensos por lo que pueden presentar dificultades en la montaña.

Una marcada diferencia entre las bicicletas de montaña y las de carácter utilitario es que en éstas últimas el motor cuenta únicamente con una velocidad, por lo que no pueden ser empleadas para ascensos en pendientes pronunciadas. En cambio las de montaña cuentan en su gran mayoría con varias velocidades, para que el motor transmita la fuerza hacia el sistema de pedaleo de la forma más conveniente.

Los comentarios están cerrados.