Balanzas de precisión

Aquellos instrumentos de medición que permiten determinar la masa de un objeto con una división mínima de al menos 0,1 gramos, se denominan genéricamente balanzas de precisión, pudiendo obtener en el caso de las balanzas ultra micro-analíticas una precisión de hasta 0,0001 mg. Básicamente hay dos tipos de balanzas de precisión, mecánicas, que pueden ser de dos platillos o de un solo platillo, y electrónicas, que emplean un sistema electromagnético y equilibran la fuerza mediante un electroimán, actualmente las más extendidas.

Balanzas de precision

Balanzas de precisión y básculas de precisión

Tradicionalmente las balanzas se han empleado para pesar objetos pequeños, de hasta 30 kg, de manera que para realizar mediciones de precisión se empleaban balanzas, instrumentos mecánicos que miden la masa de un objeto, mientras que las básculas se utilizaban para pesar objetos más grandes.

Actualmente ya no ocurre así, dado que las balanzas mecánicas de precisión han sido reemplazadas casi por completo por las denominadas balanzas electrónicas, que realmente son básculas, ya que miden el peso del objeto en vez de su masa. Sin embargo, se las denomina balanzas porque reemplazan en su función a las balanzas. Por ello, aunque hablemos de balanzas de precisión electrónicas debemos ser conscientes de que realmente se trata de básculas.

Tipos de balanzas de precisión

Una balanza de precisión tiene una división mínima de 0,1 gramos, estando disponibles a la venta en mercado balanzas de precisión que alcanzan una división mínima de 0,0001 miligramos.

A partir de una división mínima de 10 miligramos es necesario proteger la medida, tanto de los cambios bruscos de de temperatura como del aire circulante, mediante campanas protectoras generalmente construidas en vidrio, así como de las vibraciones, efectuando la medida sobre mesas antivibraciones.

Las balanzas se clasifican según su precisión en las siguientes categorías:

  • Balanzas de precisión especial: división mínima 0,001 g o inferior. Se subdividen en semi analítica, analítica, semi micro-analítica, micro-analítica y ultra micro-analítica.
  • Balanzas de precisión fina: división mínima entre 0,1 y 0,01 g. Se subdividen en granataria y de precisión.
  • Balanzas de precisión media: división mínima entre 1 y 5 g.
  • Balanzas de precisión ordinaria: división mínima 5 g o superior.

A su vez, las balanzas de precisión fina, generalmente denominadas balanzas de precisión, se subdividen en:

  • Granataria: división mínima 0,1 g (100 mg). Capacidad máxima 10-30 kg.
  • De precisión: división mínima 0,01 g (10 mg). Capacidad máxima 3-10 kg.

Por otra parte, las balanzas de precisión especial, denominadas genéricamente balanzas analíticas, se clasifican en:

  • Semi analítica: división mínima 0,001 g (1 mg). Capacidad máxima 1-3 kg.
  • Analítica: división mínima 0,0001 g (0,1 mg). Capacidad máxima 100-300 g.
  • Semi micro-analítica: división mínima 0,00001 g (0,01 mg). Capacidad máxima 10-30 g.
  • Micro-analítica: división mínima 0,000001 g (0,001 mg) (1 µg). Capacidad máxima 3-10 g.
  • Ultra micro-analítica: división mínima 0,0000001 g (0,0001 mg) (0,1 µg). Capacidad máxima 1-3 g.

Según su tecnología, básicamente hay dos tipos de balanzas de precisión:

  • Balanzas de precisión mecánicas: pueden ser de dos platillos, como la balanza de cruz o la balanza de Roberval, o de un platillo.
  • Balanzas de precisión electrónicas: son las más extendidas en la actualidad, habiendo reemplazado prácticamente por completo a las balanzas de precisión mecánicas. Se caracterizan principalmente por contar con medios electrónicos para averiguar y transmitir los datos sobre el peso de un objeto. Se denominan así porque reemplazan a las balanzas de precisión mecánicas, pero realmente no son balanzas sino básculas, ya que no miden masas sino fuerzas. Funcionan mediante un sistema electromagnético con una fotocelda que detecta la posición del platillo y un electroimán que equilibra la fuerza ejercida por la carga que está sobre el platillo. Miden fuerzas, por lo que deben calibrarse para adaptarse a la intensidad gravitatoria en el lugar de la pesada.

Los comentarios están cerrados.