Amplificador de audio

Un amplificador de audio o etapa de potencia, es un dispositivo electrónico utilizado en la reproducción de sonido, cuya función es aumentar la amplitud de la señal de salida, actuando sobre la tensión de la señal de entrada. La relación entre el nivel de salida y de entrada es la ganancia, de tal manera que la ganancia expresa el grado de amplificación de la señal.

Amplificador de audio

Características de los amplificadores de audio

Un amplificador de audio, también llamado amplificador de sonido, etapa de potencia, amplificador de potencia, etapa de ganancia o etapa de salida, es un aparato eléctrico cuya finalidad es transmitir y amplificar señales de audio entrantes, de tal manera que proporciona el volumen sonoro deseado en la señal de salida.

El amplificador, junto con los altavoces, es el componente más importante en un sistema de reproducción de sonido, ya que sin amplificador no podríamos oír nada en los dispositivos multimedia.

Aunque al hablar de amplificadores generalmente nos referirmos a los amplificadores externos de que disponen los sistemas de alta fidelidad, muchos dispositivos multimedia tienen etapas de salida o amplificadores integrados, por lo que podemos encontrar también amplificadores en aplicaciones como la etapa de salida integrada en un altavoz activo o el pequeño amplificador de baja frecuencia de los teléfonos móviles y reproductores de música MP3.

Un amplificador es un transformador de tensión que permite transformar una tensión débil de una señal de audio procedente, por ejemplo, de un reproductor de CD, en una tensión mayor, para transmitirla posteriormente a otro aparato.

Generalmente dispone de conexiones para varias fuentes de sonido, como un reproductor de CD, un sintonizador de radio o instrumentos musicales, que son seleccionadas mediante un conmutador de entrada y reproducidas mediante un regulador progresivo de volumen o potenciómetro.

Las características funcionales más importantes de los amplificadores son las siguientes:

  • Ganancia: relación de la potencia de entrada respecto a la potencia de salida amplificada.
  • Linealidad: calidad de la señal de salida en proporción a la señal de entrada.
  • Ruido: nivel de interferencias estáticas en la señal del amplificador.
  • Rango dinámico: parte de la señal de salida entre el ruido y la distorsión.
  • Distorsión: modificación de la señal de salida respecto a la señal de entrada. Puede ser lineal y no lineal.
  • Distorsión armónica: relación entre la señal musical real de entrada y los armónicos producidos por el amplificador.
  • Impedancia: resistencia al paso de corriente.

Los amplificadores externos son generalmente amplificadores completos, que reúnen en un mismo aparato un preamplificador y un amplificador final, siendo habitual emplear los términos "integrated amp" (amplificador integrado), "pre amp" (preamplificador) y "power amp" (etapa de salida o de potencia).

Un preamplificador es un tipo de amplificador cuya finalidad es igualar la tensión eléctrica que le llegan de las distintas fuentes de audio, aumentar el nivel de la señal de entrada, y enviarla, como señal de entrada, a otro equipo, generalmente una etapa de potencia.

Una etapa de salida es un amplificador que amplifica la señal de entrada en una proporción fija, es decir, no hay regulador del volumen. Por ejemplo, los altavoces subwoofer suelen disponer de etapas de salida integradas.

Los comentarios están cerrados.