Altavoz woofer

Los altavoces woofer son altavoces especializados en bajas frecuencias, por lo que están optimizados para los sonidos graves (40 Hz a 1 kHz). El nombre procede de los ladridos graves de los perros (woof, ladrido en inglés), en contraste con el nombre utilizado para los altavoces diseñados para reproducir sonidos agudos, tweeter (tweet, piar en inglés).

Altavoz woofer

Características de los altavoces woofer

Un altavoz woofer es un altavoz especializado en bajas frecuencias, por lo que está optimizado para los sonidos graves (40 Hz a 1 kHz). El ser humano, en condiciones normales de presión, es capaz de escuchar por encima de los 20 Hz, por lo que un woofer que sea capaz de producir sonidos de hasta 40 Hz basta para la mayoría.

El nombre woofer (ladrador en inglés) procede del ladrido de los perros (woof, ladrar en inglés), aplicando una nomenclatura semejante a la utilizada con los tweeter (piador en inglés) o altavoces para agudos (tweet, piar en inglés) y los squawker (graznador en inglés) o altavoces para medios (squawk, graznar en inglés).

Un woofer generalmente es un altavoz dinámico o de bobina móvil de gran tamaño, con un diámetro de entre 8 y 15 pulgadas.

El diseño más común para un woofer es el correspondiente a un altavoz electrodinámico, que normalmente utiliza un cono de papel rígido, impulsado por una bobina de voz que está rodeada por un campo magnético generado por un imán. La bobina de voz está unida mediante adhesivos a la parte posterior del cono del altavoz. La bobina de voz y el imán forman un motor eléctrico lineal, de tal manera que cuando la corriente fluye a través de la bobina de voz, la bobina se mueve empujando o tirando del cono, que se desplaza a modo de pistón.

El movimiento del cono crea las ondas de sonido, por lo que el principal reto en el diseño y fabricación de un woofer es que el movimiento del cono reproduzca fielmente los impulsos eléctricos aplicados a la bobina, de tal manera que pueda manejar sonidos de alto volumen sin distorsión.

Los diseños de altavoces woofer basados en una caja acústica tipo caja infinita tienen limitaciones físicas para reproducir frecuencias graves, por lo que la solución más extendida actualmente es el bass reflex (recinto acústico reflector de bajos), un tipo de caja para altavoces optimizada para la reproducción de sonido de baja frecuencia, basada en el principio del resonador de Helmholtz.

Altavoces midwoofer

Un caso particular de woofer son los midwoofer, altavoces con un diámetro de entre 4 y 8 pulgadas, que además de proporcionar una buena respuesta en frecuencias graves también pueden reproducir frecuencias medias con linealidad, fidelidad y baja distorsión, siendo adecuados para un rango de frecuencias entre 80 Hz y 3 kHz.

Generalmente los midwoofer se emplean en altavoces de 2 vías, así como de 2,5 y 3 vías, ya que pueden reproducir tanto frecuencias graves como medias.

Los comentarios están cerrados.