Altavoz de rango completo (full-range)

Un altavoz de rango completo (full-range) es un altavoz que emite el rango completo de frecuencias audibles, es decir, que no está adaptado para frecuencias específicas. Los altavoces de rango completo se emplean en todo tipo de aplicaciones, desde televisores y altavoces de ordenador, hasta excelentes sistemas de sonido con altavoces de alta fidelidad.

Altavoz de rango completo (full-range)

Características de los altavoces de rango completo (full-range)

Los altavoces de rango completo (full-range) están concebidos para reproducir el rango completo de frecuencias audibles por el oído humano, dentro de las limitaciones impuestas por las propias características físicas de un diseño específico.

Típicamente, un altavoz de rango completo full-range consta de un cono que reproduce fielmente los impulsos eléctricos aplicados a la bobina.

A menudo la estructura incluye optimizaciones para mejorar el rendimiento de alta frecuencia, como por ejemplo, un pequeño cono whizzer altamente optimizado que aumenta la salida a altas frecuencias, de tal manera que se maximiza el rango de frecuencia.

Dado que los requisitos de un altavoz de rango completo full-range incluyen una buena respuesta tanto en frecuencias bajas como altas, lo cual habitualmente es contradictorio en términos constructivos, generalmente los altavoces de rango completo (full-range) se limitan a cubrir el espectro de audio por encima de 100 Hz, dejando que las frecuencias más bajas sean manejadas por un subwoofer especial para el refuerzo de bajas frecuencias.

Por ello, en ocasiones se los denomina altavoces de amplio rango, probablemente un término más adecuado que altavoces de rango completo.

La principal ventaja que ofrecen los altavoces de rango completo (full-range) es la gran coherencia de sonido y la consiguiente falta de interferencias, probablemente debido a contar con una única fuente y carecer de filtros de cruce crossover, por lo que su empleo resulta muy indicado para evitar interacciones no deseadas en sistemas de altavoces múltiples causadas por la ubicación no coincidente de altavoces o por problemas de crossover.

Como principales desventajas de los altavoces de rango completo (full-range) podemos citar el limitado rango de frecuencias y las modestas prestaciones de respuesta a bajas frecuencias, así como la necesidad de incorporar cajas acústicas grandes y caras.

Los altavoces de rango completo (full-range) son muy utilizados y están presentes en numerosos sistemas de sonido, como sistemas de megafonía, televisores, radios, intercomunicadores, altavoces de ordenador, así como en sistemas Hi-Fi de alta fidelidad.

Los comentarios están cerrados.