Teléfonos inalámbricos

Los teléfonos inalámbricos constan de un terminal y una base. La base se conecta a la línea telefónica, se enchufa en una toma de corriente y actúa como cargador del terminal. El terminal básicamente es un aparato de radio que se conecta sin cables a la base mediante tecnología digital DECT, y que va equipado con baterías recargables que se recargan al dejarlo en la base. El alcance de los teléfonos inalámbricos suele estar entre 25 y 100 m de distancia a la base, suficiente para dar cobertura a una vivienda.

Telefonos inalambricos

Concepto

Los teléfonos inalámbricos surgieron como respuesta a la necesidad de moverse mientras se habla por teléfono, ya sea para alcanzar documentos, llamar a otra persona, realizar una consulta o buscando mayor intimidad.

La mayor ventaja de los teléfonos inalámbricos frente a los teléfonos fijos es que proporcionan movilidad al carecer de cable.

Frente a los teléfonos inalámbricos analógicos, la tecnología digital DECT aumenta la seguridad y reduce las interferencias, por lo que ofrece mayor cobertura y un sonido más claro.

Red telefónica interna

Una de las prestaciones más interesantes de los teléfonos inalámbricos digitales es su capacidad para implementar una red telefónica interna formada por una base y dos o más terminales.

Para ello, tanto la base como los terminales deben disponer de compatibilidad GAP, un perfil de interoperabilidad para la tecnología DECT. De esta manera, cualquier terminal que soporte GAP puede ser registrado en cualquier base que también lo soporte, aunque sean de marcas distintas, de modo que, aunque no permita acceder a características avanzadas de la base, podrá ser usado para realizar llamadas básicas.

De esta forma, resulta sencillo y cómodo crear una red telefónica interna doméstica y realizar llamadas gratuitas entre diferentes terminales adscritos a una misma base. Adquiriendo más de un terminal y conectándolos a una misma base, el usuario podrá llamar de un terminal a otro sin coste alguno, siempre que ambos terminales se encuentren en el radio de cobertura de la base.

La mayoría de los teléfonos inalámbricos DECT soportan el perfil GAP, incluso aquellos que no publican esta función, siendo el número máximo admisible de terminales por base entre cuatro y siete, según modelos.

Funciones adicionales

Los teléfonos inalámbricos más avanzados tienen numerosas funciones complementarias, como por ejemplo:

  • Agenda para almacenar en la memoria los números más utilizados.
  • Número de procedencia de la llamada (siempre que se tenga contratado este servicio con la operadora).
  • Registro de llamadas, incluidas las llamadas perdidas.
  • Bloqueo de teclado para evitar llamadas accidentales.
  • Función manos libres.
  • Timbres personalizados según el número entrante.
  • Contestador.

Seguridad

La tecnología digital DECT empleada en los teléfonos inalámbricos mejora la seguridad en las comunicaciones ya que seleccionan el canal de radio idóneo para transmitir en cada momento de manera pseudoaleatoria en un amplio rango de frecuencias, por lo que la privacidad de las conversaciones está más protegida. Algunos modelos incluso cifran la señal digital para mayor seguridad.

Artículos en la categoría "Telefonía fija"

  1. Línea de teléfono
  2. Números de teléfono
  3. Números de teléfono de servicios especiales
  4. Cómo disponer de Internet y teléfono
  5. Teléfono fijo
  6. Teléfonos inalámbricos
  7. Tipos de teléfonos inalámbricos
  8. Teléfono fijo inalámbrico
  9. Centralita telefónica
  10. Tipos de centralitas telefónicas
  11. Centralita telefónica IP PBX
  12. ADSL

Los comentarios están cerrados