Portabilidad número fijo

La portabilidad de número fijo es el proceso que permite a los usuarios de telefonía fija tramitar la baja en su operador (donante) y simultáneamente solicitar el alta con otro operador (receptor), conservando su número de teléfono fijo. La gran competencia existente entre los operadores de telefonía fija, especialmente en el sector de banda ancha, se ve reflejada en los datos de portabilidades de número fijo, ya que la mayoría de estos cambios de compañía están asociados a la contratación de un paquete de datos y voz con otro operador.

Portabilidad numero fijo

Qué es una portabilidad de número fijo

Se llama portabilidad de número fijo al cambio de operador de telefonía fija conservando el número de teléfono fijo, en inglés LNP (Local Number Portability). Este procedimiento de portabilidad está normalmente asociado a la contratación de paquetes de banda ancha y voz con otro operador de telefonía fija.

El proceso administrativo de la portabilidad fija se encuentra centralizado en una entidad que actúa como intermediario entre los operadores y mantiene la base de datos actualizada de números portados.

Los plazos para la portabilidad fija, según el país pueden entre 1 y 5 días, pero en la práctica estos tiempos pueden dilatarse, ya que los operadores necesitan desagregar el bucle de abonado.

La portabilidad es un derecho de los usuarios de telefonía, para que puedan darse de baja de su compañía telefónica en cualquier momento. Para los operadores, tramitar la portabilidad es una obligación, aunque debe tenerse en cuenta que una operadora puede negarse a recibir a un cliente si no le interesa. Por otra parte, la portabilidad, además de ser un elemento esencial para la competencia en el mercado, representa un importante recurso de captación de clientes para las operadoras.

Las portabilidades fijas han experimentado un rápido crecimiento en los últimos años, debido a la gran competencia existente en el sector con la contratación de paquetes de banda ancha que incluyen telefonía fija, acceso a Internet y televisión.

El cambio de compañía de telefonía fija en régimen de portabilidad, sin perder el número, debe verificarse en un plazo máximo de entre 1 y 5 días, plazo durante el cual el cliente puede cancelar la portabilidad, si le interesa, ajustándose a los límites establecidos. La fase final de la portabilidad en la que el cliente deja de tener servicio de la compañía donante y pasa a recibir servicio de la compañía receptora debe ser inmediata, para que el usuario esté sin servicio el menor tiempo posible. La portabilidad se suele producir entre las 2 y las 6 de la mañana del día señalado.

Para conocer el estado de la portabilidad durante el proceso, el usuario puede consultar en qué estado se encuentra en la aplicación de numeración de la web del regulador. Igualmente, si la portabilidad dura demasiado o surgen problemas, o si los plazos no se respetan, los usuarios pueden reclamar y solicitar compensaciones.

En cuanto a si la operadora donante puede negarse a la portabilidad, puede hacerlo por diversos factores, como por ejemplo si en la solicitud hay algún dato erróneo o incompleto, si existe una solicitud previa de portabilidad, si el servicio está suspendido, si la tarjeta SIM ha sido denunciada por robo o pérdida, o por imposibilidad técnica, pero no puede denegar la portabilidad porque haya facturas impagadas.

Respecto al coste, aunque cada portabilidad supone un coste para las operadoras, en muchos países no lo repercuten directamente al usuario, por lo que no cobran a los usuarios por portarse. En otros países en cambio, sí que es habitual cobrar por la portabilidad. Hay que tener en cuenta, además, que si el usuario tiene permanencia tendrá que pagar una penalización.

Cuando un cliente de red fija realiza una portabilidad a otro operador, su actual operador se pondrá en contacto con él inmediatamente para intentar retenerle mediante el ofrecimiento de nuevas ofertas comerciales. De esta manera, la portabilidad se convierte en un medio para retener a los clientes que han manifestado su consentimiento para darse de baja, lo que consigue la operadora en muchas ocasiones, tras mejorar notablemente las condiciones comerciales. Por este motivo, en muchas ocasiones la finalidad de las portabilidades sea mejorar las condiciones del operador actual, proceso que se denomina “amago de portabilidad de número fijo”.

Artículos en la categoría "Telefonía fija"

  1. Línea de teléfono
  2. Números de teléfono
  3. Números de teléfono de servicios especiales
  4. Portabilidad número fijo
  5. Amago de portabilidad número fijo
  6. Cómo disponer de Internet y teléfono
  7. Teléfono fijo
  8. Teléfonos inalámbricos
  9. Tipos de teléfonos inalámbricos
  10. Teléfono fijo inalámbrico
  11. Centralita telefónica
  12. Tipos de centralitas telefónicas
  13. Centralita telefónica IP PBX
  14. ADSL

Los comentarios están cerrados