Guía de compra colchones viscoelásticos

Elegir un colchón viscoelástico es una cuestión de gran trascendencia, ya que supone una inversión importante, tiene un ciclo de vida medio de 12 años y tiene una gran repercusión en nuestro descanso, y por ello en nuestra salud. A la hora de adquirir un colchón viscoelástico debemos valorar diversos aspectos, como el tipo de espuma viscoelástica, la densidad del material, el acolchado y el tipo de tejidos y sus tratamientos.

Guia de compra colchones viscoelasticos

Consejos para comprar colchones viscoelásticos

Los colchones viscoelásticos también se conocen como colchones de memoria o memory foam, por estar fabricados con una espuma de poliuretano que es altamente adaptable al contorno del cuerpo. Proporciona una sensación de ingravidez, ya que se eliminan los puntos de presión del cuerpo, por lo que el descanso es verdaderamente efectivo.

Los colchones tienen un ciclo de vida medio de 12 años y tienen una gran repercusión en nuestro descanso, y por ello en nuestra salud, por lo que elegir un colchón viscoelástico es una cuestión de gran trascendencia.

El material viscoelástico fue diseñado por la NASA mientras se buscaba un material con características que permitieran reducir de algún modo la presión que soporta el cuerpo en el momento del despegue de las naves espaciales. Posteriormente esta tecnología se empezó a aplicar a colchones, asientos, almohadas y otros objetos de uso doméstico.

Los colchones viscoelásticos están formados por dos capas diferentes:

  • Acolchado: es la capa superior, sobre la que descansa el cuerpo, y está elaborada en material viscoelástico.
  • Núcleo: es la capa inferior y es la que determina la firmeza del colchón. Está compuesta por un bloque viscoelástico y un bloque de espuma de poliuretano de alta densidad (HR, Eliocel) que proporciona un soporte firme para el material viscoelástico.

Existen espumas viscoelásticas de tres tipos básicos:

  • Espumado: el proceso de vaciado es en una superficie abierta y amplia para posteriormente cortarse a la medida necesaria. El poro o célula es abierto, de modo que al circular el aire libremente, la sensación viscoelástica se pierde con rapidez.
  • Moldeado: durante su fabricación, el material se vacía en moldes que tienen la forma definitiva del producto ya terminado, por lo que el poro o célula es más cerrado que el espumado.
  • Natural: en su fabricación se sustituyen los materiales derivados del petróleo por materiales de origen natural.

A continuación se enumeran las principales características de los colchones viscoelásticos:

  • El material reacciona a la presión y a la temperatura.
  • Permite la ventilación y transpiración del colchón.
  • Por sus características atérmicas no conducen ni calor ni frío.
  • Pueden ser colocados sobre cualquier tipo de base o somier.
  • Se pueden utilizar con cualquier tipo de ropa de cama.

No todas las espumas viscoelásticas ofrecen las mismas características de densidad y adaptabilidad, ni todos los colchones ofrecen el acolchado del mismo espesor. Veamos algunos aspectos que debemos valorar a la hora de adquirir un colchón viscoelástico:

  • Tipo de espuma viscoelástica: según su fabricación, existen dos formas de material viscoelástico: poro abierto (espumado) y poro cerrado (moldeado). Por otra parte, algunos fabricantes incorporan componentes naturales como el aloe vea, la soja u otros, en sustitución de los materiales derivados del petróleo, dando lugar al material viscoelástico denominado natural.
  • Densidad del material: en general, a mayor densidad, mayor adaptabilidad, aunque todo tiene un límite, ya que un colchón de densidad excesivamente alta pasa de ser adaptable a convertirse en envolvente, lo que puede ser agradable pero no es recomendable para una correcta postura durante la noche. La densidad más recomendada para que un colchón ofrezca gran adaptabilidad y correcta ergonomía está entre los 60-75 Kg/m3.
  • Acolchado y cantidad de material viscoelástico: cuanto más gruesa sea la capa viscoelástica, tanto en el acolchado como en el núcleo, mayores serán la adaptabilidad y confort ofrecidos. Dado que el acolchado es la parte que entrará en contacto con nuestro cuerpo desde un primer momento, debe tener una suavidad especial y una gran acogida, por lo que muchas veces la densidad del material utilizado en el acolchado es inferior que la utilizada en el núcleo.
  • Tipo de tejidos y tratamientos: cuanto mejor sea el tejido y mejor tratado esté, mayores prestaciones ofrecerá el colchón. Para un colchón viscoelástico es recomendable contar con un tejido elástico con tratamiento higiénico y antihumedad para favorecer la máxima transpirabilidad.
  • La espuma HR: sirve como soporte del núcleo viscoelástico y lo complementa, por lo que se debe escoger un modelo que disponga de una espuma de calidad. El término HR se emplea en el sector del descanso para designar las espumas de poliuretano de alta resiliencia (HR, High Resilience).

Artículos en la categoría "Sistemas de descanso"

  1. Consejos para dormir bien
  2. Tipos de colchones
  3. Guía de compra colchones
  4. Colchones viscoelásticos
  5. Guía de compra colchones viscoelásticos
  6. Colchones viscolátex
  7. Topper de viscoelástica
  8. Tipos de espuma viscoelástica
  9. Colchón viscoelástico para bebés
  10. Composición de un colchón viscoelástico
  11. Espuma viscoelástica
  12. Tipos de almohadas
  13. Almohada viscoelástica
  14. Mantenimiento de la cama
  15. Tipos de camas
  16. Cama dura o blanda
  17. Camas articuladas
  18. Camas eléctricas
  19. Futón
  20. Tipos de somier
  21. Somier articulado
  22. Edredón nórdico

Los comentarios están cerrados