Formato MP3

El formato MP3, abreviatura de “MPEG-1 Audio Layer III”, es un formato de archivo de audio comprimido con pérdida, ya que la compresión de datos de audio se realiza con pérdida de calidad, pues el proceso elimina datos considerados irrelevantes para reducir el tamaño final del archivo. El formato MP3 elimina elementos considerados poco perceptibles para el oído humano, por lo que al comprimir el sonido a formato MP3 se pierden datos, de tal modo que los datos originales desaparecen tras el proceso de compresión.

Formato MP3

Características del formato MP3

El formato MP3 es quizás el formato de audio más popular y más conocido en el mundo, gracias a su compatibilidad con múltiples reproductores multimedia. MP3 es la forma abreviada de MPEG-1 Audio Layer III y es un formato de audio comprimido con pérdida, es decir, que presenta pérdida de calidad durante la compresión, debido a que elimina datos que considera irrelevantes durante el proceso, para conseguir un archivo de menor tamaño.

Al realizar la compresión de un archivo de audio a MP3 se pierden algunos elementos del archivo original, por eso se conoce como una compresión con pérdida y puede presentarse una disminución en la calidad del sonido. Tras el proceso de compresión, los datos originales desaparecen. Uno de los mayores beneficios del MP3 es que permite lograr una gran reducción en el tamaño de los archivos de audio.

A pesar de que el MP3 goza de cierta antigüedad y existen en el mercado otros formatos que ofrecen mayor calidad, sigue siendo muy común en todo el mundo, siendo el más usado en muchos reproductores multimedia portátiles e Internet.

Respecto a la compresión MP3, en el proceso de compresión de un archivo de audio a MP3 se eliminan elementos que se considera que no pueden ser percibidos por un ser humano. Por ejemplo, en el caso de que un determinado sonido sea tan fuerte que opaque a otro sonido contiguo no tan fuerte y evite que éste último puede ser escuchado, el sonido más débil seguramente será filtrado y suprimido. También es común que un codificador MP3 elimine los sonidos que sean superiores a los 16 kHz. También utiliza la compresión joint stereo, guardando sólo una vez los datos presentes tanto en el canal izquierdo como en el derecho.

La compresión de un audio a formato MP3 se puede llevar a cabo mediante distintos algoritmos de codificación. Dependiendo del algoritmo varía el resultado final, obteniéndose una mayor o menor calidad, así como diferentes tamaños de archivo. La calidad al reproducir un archivo MP3 también depende del reproductor y de los altavoces.

En cuanto a la tasa de bits, el formato MP3 permite la compresión de archivos en diferentes tasas de bits, de hasta 320 kbps. Cuanto mayor sea la tasa que se use para comprimir, menor será la pérdida de calidad y mayor será el tamaño del archivo resultante, ya que el tamaño del archivo aumenta proporcionalmente en relación a la tasa de bits. Por lo general, a partir de una tasa de 160 kbps las personas no pueden percibir la diferencia entre la música original y la codificada.

Al realizar una codificación de audio con pérdida, como es el caso del MP3, existe una correspondencia directa entre tasa de bits y la calidad del sonido de los resultados. Cuanto mayor sea la tasa de bits, más cercano será el MP3 obtenido a la grabación original. Con una tasa de bits demasiado baja, se pueden generar sonidos que no estaban presentes en la grabación original (denominados “artefactos de compresión”), que pueden ser audibles en la reproducción. Algunos tipos de audio son difíciles de comprimir debido a su aleatoriedad, de tal manera que cuando se comprime este tipo de audio, se escuchan artefactos o ecos.

Además de la tasa de bits, la calidad del sonido codificado MP3 también depende de la calidad del algoritmo del codificador, de los parámetros de codificación, así como de la complejidad de la señal que se codifica. Los diferentes codificadores ofrecen una calidad muy diferente, incluso con tasas de bits idénticas.

La calidad percibida puede estar también influenciada por el ambiente de escucha (ruido ambiental), la atención del oyente, el entrenamiento del oyente y por el equipo de sonido (como tarjetas de sonido, altavoces y auriculares).

Los archivos MP3 comenzaron a difundirse en Internet en la segunda mitad de la década de 1990, debido a la facilidad de crear y compartir archivos MP3. El pequeño tamaño de los archivos MP3 permitió el intercambio de archivos de música extraída de CDs en las redes P2P, lo que anteriormente habría sido casi imposible. La popularidad del MP3 comenzó a aumentar rápidamente con el desarrollo de los reproductores de MP3 portátiles, así como su integración en los equipos de audio de automóviles y domésticos. En la actualidad, el formato MP3 es el estándar más utilizado para streaming de audio y compresión de audio con pérdida de mediana fidelidad.

Artículos en la categoría "Reproductores multimedia"

  1. Reproductor MP3
  2. Reproductor MP3 para running Differo Runner
  3. MP3 acuático
  4. Arena H3O: MP3 en el agua
  5. NU Dolphin Swimmer: Música bajo el agua
  6. Speedo Aquabeat, MP3 sumergible
  7. Reproductor MP3 acuático sin auriculares Finis SwiMP3
  8. Reproductor MP3 acuático sin auriculares Finis Neptune
  9. Reproductor MP3 resistente al agua Walkman Sony NWZ-W273
  10. Reproductor MP4
  11. Reproductor MP5
  12. Apple iPod
  13. Apple iPod Classic
  14. Apple iPod Mini
  15. Apple iPod Nano
  16. Apple iPod Shuffle
  17. Apple iPod Touch
  18. Base dock para iPod
  19. Altavoces portátiles para MP3
  20. Autorradio MP3
  21. Transmisor FM para autorradio
  22. Despertador MP3
  23. Dictáfono MP3
  24. Plato tocadiscos MP3
  25. Formatos de archivos de audio
  26. Formato MP3
  27. Formatos de archivos de vídeo
  28. Lista de reproducción

Los comentarios están cerrados