Formas de las raquetas de pádel

La forma de las raquetas de pádel es muy importante, ya que determina diversos aspectos del comportamiento de la pala durante el juego como el control de la bola, la potencia del golpe, el equilibrio y el punto dulce de la pala. Podemos distinguir básicamente tres formas de las raquetas de pádel: forma redonda, en las que prima el control de la bola, forma diamante, donde predomina la potencia del golpe, y forma de lágrima, las más empleadas en la actualidad, punto intermedio entre redonda y diamante.

Formas de las raquetas de padel

Formas de la palas de pádel

La forma de la pala de pádel tiene gran importancia, ya que influye en numerosos aspectos del comportamiento de la pala, por lo que elegir una u otra forma nos obligará a modificar nuestra forma de juego para acoplarnos a la pala. Por ello, cada jugador debe emplear una pala de pádel adecuada a sus características de juego. Según su forma podemos distinguir básicamente tres tipos de palas de pádel estándar: forma redonda, forma diamante y forma lágrima.

Redonda

Las palas de pádel redondas fundamentalmente aportan control, facilitan el control de la bola, son muy manejables y permiten golpear la bola y soltar el brazo sin miedo a que se nos vaya, aunque a costa de perder potencia en el remate.

  • Proporcionan control sobre la bola en detrimento de la potencia.
  • Son palas muy manejables que presentan un balanceo muy centrado, generalmente 50/50.
  • Cuentan con un punto dulce amplio.
  • Son recomendables para iniciación y jugadores defensivos.

Diamante

Las palas de pádel con forma de diamante, también llamadas de forma triangular o forma de gota invertida, porporcionan fundamentalmente potencia a los golpes en detrimento del control de la bola, por lo que son palas exigentes a nivel técnico, de difícil manejo y poco utilizadas.

  • Aportan potencia a los golpes en detrimento de control de la bola.
  • El balance está desplazado hacia la cabeza para generar mayor palanca e imprimir mayor potencia al golpe, usualmente 60/40, por lo que conviene que la pala pese algo menos de lo habitual.
  • El punto dulce es reducido y está desplazado hacia la cabeza de la raqueta, lo que exige centrar bien nuestros golpes.
  • Aconsejables sólo para niveles más avanzados con buena pegada o jugadores de ataque, en situaciones ofensivas y en la red.

Lágrima

Las palas de pádel con forma de lágrima, también denominadas forma de pera, forma de gota o forma ovalada, suponen un punto intermedio entre las dos anteriores, por lo que suponen un buen compromiso entre potencia y control, siendo las más empleadas en la actualidad, ya que se adaptan a todas las situaciones.

  • Ofrecen un equilibrio entre potencia y control de la bola.
  • Aportan mayor manejabilidad y control que las palas de forma diamante, junto con mayor pegada que las palas redondas.
  • Punto dulce amplio.
  • Recomendables para jugadores de nivel medio y avanzado, así como para jugadores completos.

Artículos en la categoría "Palas y raquetas"

  1. Qué son las raquetas de pádel
  2. Cómo elegir raqueta de pádel
  3. Formas de las raquetas de pádel
  4. Pala, Paleta o Raqueta de pádel
  5. Raquetas para frontenis

Los comentarios están cerrados