Soporte de TV

Un soporte de TV es un elemento del mobiliario cuyo objetivo es colocar la televisión suspendida, opción muy demandada por los usuarios para ubicar el televisor por las ventajas que supone de ahorro de espacio, condiciones de visibilidad y amplio rango de visión. Podemos encontrar varios tipos de soporte de TV, como soportes de pared (ya sean fijos, con brazo articulado, con doble brazo articulado o de cable), de techo, de suelo o integrados en un mueble o mesa de TV.

Soporte de TV

Características

Un soporte de TV consiste normalmente en un dispositivo robusto fabricado de acero que se fija en la pared, el techo o el suelo, al que se atornilla el televisor para quedar colgado, ocupando muy poco espacio y ampliando el rango de visión. Veamos las principales características de un soporte de TV:

  • Tipo de televisor: los televisores de pantalla plana se fijan empleando tornillos en la parte trasera, mientras que los de tubo catódico generalmente reposan sobre una bandeja.
  • Elementos adicionales: si queremos colocar junto al televisor otros componentes, como un sintonizador TDT, un decodificador o un reproductor de DVD, necesitaremos un soporte de TV que disponga de alojamiento para ello.
  • Cables y conexiones: es conveniente que el soporte de TV disponga de orificios y guías para conducir los cables y conexiones, tanto por estética como por funcionalidad.
  • Tamaño de pantalla: entre 15 y 70 pulgadas de diagonal.
  • Fondo: a diferencia de los televisores LCD de pantalla plana, los de tubo catódico exigen un emplazamiento con mayor profundidad.
  • Peso: tanto el soporte de TV como los anclajes deben soportan sobradamente el peso del televisor, sin olvidar los posibles elementos adicionales como TDT o DVD.
  • Fijación del televisor: un soporte de TV debe cumplir la norma VESA, que fija el estándar de sujeción para monitores y televisores. Determina la distancia horizontal y vertical entre los cuatro tornillos que se emplean para fijar el televisor al soporte, así como la medida de los tornillos. Por ejemplo, para un televisor de 22 pulgadas corresponde un VESA de 100×100 con tornillos M4x10.
  • Ajuste: cuantas más opciones de regulación tenga el soporte, mejor se adaptará a nuestras necesidades.
  • Control remoto: algunos modelos están motorizados, en cuyo caso conviene que dispongan de mando a distancia.

Tipos

Veamos los principales tipos de soporte de TV:

  • Soporte de pared: se fijan a la pared, pudiendo ser fijo, con brazo articulado, con doble brazo articulado o de cable. Suelen disponen de múltiples opciones de ajuste, tanto horizontal como verticalmente.
  • Soporte de techo: se fijan en el techo, y además de ajuste horizontal y vertical, suelen ser extensibles.
  • Soporte de suelo: son ajustables en altura y orientación, facilitan el traslado del televisor a otra habitación y permiten instalar otros dispositivos electrónicos bajo el televisor, como un DVD o una consola de videojuegos.
  • Mueble o mesa con soporte de TV integrado: algunos muebles y mesas de TV cuentan con un soporte integrado.

Artículos en la categoría "Muebles de TV"

  1. Soporte de TV
  2. Mesas de TV
  3. Muebles de TV de salón

Los comentarios están cerrados