Juego del molino

El Juego del molino, también llamado Morris, Morris de nueve hombres, Alquerque de nueve o Tres en raya triple (en inglés “Nine Men’s Morris” o “The Mill Game”), es un juego de mesa para 2 jugadores que se juega en un tablero con una cuadrícula con 24 puntos, que consiste en 3 cuadrados anidados con líneas de conexión en los centros de los lados. Cada jugador tiene 9 fichas, usualmente de color blanco o negro. Los jugadores intentan formar “molinos” (3 fichas propias alineadas horizontal o verticalmente), lo que permite eliminar del tablero una ficha del oponente.

Juego del molino

Historia del Juego del molino

El Juego del molino es muy antiguo, ya que el tablero más antiguo (datado en el año 1400 AC) fue descubierto en una teja del templo en Kurna, Egipto (aunque esta datación es dudosa). El origen del juego es incierto, se ha especulado que este juego de mesa se jugó y practicó en el antiguo Egipto, en el Imperio Romano o en la India, así como en la Europa medieval. Desde el siglo XI hasta el siglo XVIII, el Juego del molino fue uno de los juegos de mesa más populares de Europa, sólo desde el comienzo del siglo XIX fue reemplazado gradualmente por el Ajedrez.

En la actualidad, el Juego del molino de 9 hombres, que a veces se imprime en la parte posterior de los tableros de Damas, ha logrado una gran popularidad en todo el mundo, con tres variantes principales: el Juego del molino de 3 hombres, de 6 hombres y de 12 hombres.

Desde 1993 el Juego del molino es un juego resuelto, en el que cualquiera de los jugadores puede forzar el empate si no comete ningún error.

Objetivo del juego

El objetivo del juego es conseguir que el contrario acabe con sólo 2 fichas sobre el tablero o que no pueda realizar ningún movimiento por tener todas las fichas bloqueadas. Para ello, cada jugador debe intentar hacer molinos (3 en raya) con las fichas propias, lo que da derecho a capturar una ficha del contrincante.

Jugadores

El Juego del molino es un juego para 2 jugadores.

Tablero

Se juega sobre un tablero formado por 3 cuadrados concéntricos unidos en la mitad de sus 4 lados por líneas perpendiculares, lo que da lugar a 24 puntos, los 12 vértices de dichos cuadrados y las 12 intersecciones que forman con las líneas perpendiculares.

Fichas

Cada jugador dispone de 9 fichas (los 9 hombres de Morris), de un color diferente para cada jugador.

Inicio del juego

  • El juego comienza con el tablero vacío.
  • Se echa a suertes quién realiza el primer movimiento. En sucesivas rondas los jugadores se turnarán para comenzar el juego.

Desarrollo del juego

  • En la primera fase del juego, cada jugador en su turno coloca una de sus 9 fichas sobre cualquiera de los puntos del tablero que están libres. Durante esta fase no es posible mover las fichas ya situadas en el tablero.
  • Una vez colocadas las 18 fichas sobre el tablero comienza la segunda fase, durante la cual cada jugador en su turno mueve una de sus fichas a un punto adyacente libre a través de alguna de las líneas del tablero. Si no puede hacerlo, ha perdido el juego.
  • Cada jugador, cuando incorpora una ficha al tablero o la desplaza, debe intentar completar un molino o 3 en raya, es decir, una secuencia de 3 fichas del mismo color situadas sobre los 3 puntos de una misma línea. Cada vez que se completa un molino, el jugador debe capturar una ficha adversaria, que es sacada del tablero y ya no volverá a ser jugada. Siempre que se completa un molino se realiza una captura, incluso aunque el molino haya sido completado previamente y se repita de nuevo al retornar una misma ficha a un punto que ocupaba anteriormente.
  • El jugador que realiza la captura elige libremente la ficha a capturar entre todas las fichas del adversario que no forman parte de ningún molino. En el caso de que todas las fichas del rival formen parte de algún molino, elige libremente entre todas ellas.
  • Cuando un jugador dispone únicamente de 3 fichas sobre el tablero como consecuencia de haber sufrido 6 capturas, comienza la tercera fase del juego en la que se permite el “vuelo”, de tal manera que las fichas de dicho jugador pueden saltar libremente​ a cualquier punto vacío del tablero, no sólo a los adyacentes, es decir, desde cualquier punto hasta cualquier punto vacante. Tan pronto como le quiten otra ficha, habrá perdido el juego.

Final del juego

  • Un jugador vence la partida cuando el rival sólo tiene 2 fichas o cuando no puede realizar ningún movimiento por estar todas sus fichas bloqueadas.
  • La partida acaba en empate cuando se repite 3 veces la misma posición de las fichas sobre el tablero, o cuando cada jugador mueve un número de veces determinado (por ejemplo 50) sin que se realice ninguna captura.

Artículos en la categoría "Juegos de mesa"

  1. Ajedrez
  2. Backgammon
  3. Cuatro en raya
  4. Dados Zombie
  5. Damas
  6. Damas chinas
  7. Dominó
  8. Generala
  9. Go
  10. Halma
  11. Hundir la flota
  12. Jenga
  13. Juego de la oca
  14. Juego del molino
  15. Mikado
  16. Parchís
  17. Perinola
  18. Poker con dados
  19. Reversi
  20. Rummikub
  21. Scrabble
  22. Senku
  23. Dados
  24. Cómo resolver el cubo de Rubik

Los comentarios están cerrados