Dominó

El Dominó (en inglés “Dominoes”), es un juego de mesa jugado con fichas rectangulares, con una línea que divide su cara en dos extremos cuadrados. Cada extremo está marcado con una cantidad de puntos que reflejan todas las combinaciones entre cero y seis. Las partes posteriores de las fichas de un set son indistinguibles, ya sea en blanco, negro o con algún diseño común. Un set de Dominó puede considerarse un dispositivo de juego genérico, similar a una baraja de cartas o unos dados, con el que se puede jugar a una gran variedad de juegos.

Dominó

Historia del Dominó

El Dominó es un juego muy antiguo de origen chino, cuyas menciones escritas más antiguas provienen del siglo XIII. El Dominó llegó a Europa a principios del siglo XVIII, haciendo su primera aparición en Italia, probablemente importado por los misioneros italianos en China.

El set de fichas de Dominó chino de 32 piezas está diseñado para representar cada uno de los 21 posibles resultados de lanzar 2 dados de 6 caras, por lo que no tiene caras en blanco, pero incluye palos con 11 duplicados de algunas tiradas. La mitad de cada ficha se establece con los puntos de un dado y la otra mitad contiene los puntos del segundo dado.

El set de fichas de Dominó europeo de 28 fichas representa igualmente cada uno de los 21 resultados posibles del lanzamiento de 2 dados de 6 caras, añadiendo 7 fichas adicionales que representan los valores que resultan de arrojar un dado con la otra mitad de la ficha en blanco, más la combinación de blanco con blanco. A diferencia del set de Dominó chino, el set europeo no contienen distinciones de palo ni los duplicados que los acompañan.

Existen numerosas variantes de Dominó, incluso muchos juegos de cartas fueron adaptados para jugarse con fichas de Dominó. Al igual que ocurre con las cartas y los dados, también se pueden jugar muchos juegos diferentes con fichas de Dominó, por lo que un set de Dominó puede considerarse un dispositivo de juego genérico.

Objetivo del juego

El objetivo genérico del juego es ser el primero en colocar todas las fichas. En caso de cierre, el objetivo es tener la menor puntuación. Si se ha establecido una puntuación determinada para ganar el juego, el objetivo es alcanzar dicha puntuación previamente fijada, jugando para ello las rondas que sean precisas.

Jugadores

El juego del dominó puede jugarse de manera individual (de 2 a 4 jugadores) o por parejas (2 o 4 jugadores).

Fichas

Se emplean 28 fichas rectangulares, generalmente blancas por la cara y negras por el envés, divididas en dos cuadrados, cada uno de los cuales lleva marcado de 0 a 6 puntos. Las fichas cubren todas las combinaciones posibles de estos números. A las fichas que tienen el mismo número en ambos espacios se les llama “dobles”. Cada ficha tiene un valor igual a la suma de los puntos en sus espacios. Para facilitar el juego, los puntos que representan los diferentes números a menudo se colorean de distinto color.

Inicio del juego

  • Empieza la primera ronda el jugador que tiene el mayor doble, comenzando desde el seis doble hacia abajo, aunque también puede decidirse por sorteo.
  • El jugador que empieza a jugar es el jugador mano.
  • En las siguientes rondas empezará el jugador a la derecha del que empezó la ronda anterior, en esta ocasión con libre elección de la ficha de salida.
  • Se reparten 7 fichas a cada jugador. Para ello, las fichas se colocan boca abajo sobre la mesa y se mezclan para que los jugadores las cojan al azar.
  • Una vez que los jugadores han cogido sus fichas, las colocan delante para que cada jugador puede ver sus propias fichas, sin que ninguno pueda las fichas de los otros jugadores. Cada jugador puede ver cuántas fichas tienen los oponentes en todo momento durante el juego.
  • Las fichas no repartidas quedan en principio fuera del juego.
  • Si se juega por parejas, los jugadores de cada pareja se colocan alrededor de la mesa en posiciones enfrentadas.

Desarrollo del juego

  • La mecánica del juego consiste en formar una cadena de fichas enlazadas mediante cuadrados iguales, con el objetivo de colocar todas las fichas.
  • El jugador mano coloca la primera ficha sobre la mesa.
  • Cada jugador en su turno (en sentido contrario a las agujas del reloj) coloca una única ficha en uno de los extremos de la cadena, siempre que sea posible, con la restricción de que dos piezas solo pueden colocarse juntas cuando los cuadrados adyacentes sean del mismo valor.
  • Si un jugador no puede colocar ninguna ficha en su turno tendrá que pasar o coger una o más fichas de entre las sobrantes, hasta tener una que pueda colocar en la cadena. En algunas variantes el jugador puede coger tantas fichas como necesite hasta que salga una que pueda colocar en el tablero o se acaben, en otras variantes sólo se puede coger una ficha. En otras modalidades no es obligatorio coger ninguna ficha del pozo, pudiendo pasar turno directamente.
  • No se permite el pase teniendo opción de juego.
  • Las fichas van formando una cadena de modo que los extremos iguales de las fichas se colocan juntos, salvo las fichas dobles, que se colocan en dirección transversal a la cadena.
  • La única seña posible en el Dominó es la “pensada”, que consiste en pensar la jugada durante un tiempo relativamente largo para comunicar al compañero que se tienen varias fichas del mismo número. Por el contrario, jugar de inmediato sin pensar indicaría que no se tienen más fichas de ese número. La pensada también se puede usar para confundir al contrario haciendo creer que se tienen o no, varias fichas de un mismo número cuando en realidad no es así. Esto se denomina “pensar en falso” y en algunas modalidades del juego no está permitido, por lo que se establece que cuando un jugador tiene una única opción de colocar ficha, no debe demorarse en realizar la jugada tratando de transmitir información engañosa a los rivales.

Final del juego

La ronda continúa hasta que se da alguna de las siguientes situaciones:

  • Alguno de los jugadores se queda sin fichas por colocar en la mesa, lo que se denomina “dominó”. En este caso la ronda es ganada por el jugador o su pareja, quienes se anotan como puntos ganados la puntuación de las fichas sin jugar, incluidas las de su compañero y las de los contrarios.
  • Ninguno de los jugadores puede seguir colocando ninguna de sus fichas, lo que se denomina “cierre” o “tranca”. En esta situación de cierre se contarán los puntos de cada jugador o pareja, ganando la ronda aquel jugador o pareja con menor puntuación. El jugador o pareja ganadora obtiene la suma de todos los puntos de las fichas que no han sido colocadas por todos jugadores. En caso de empate, ninguna pareja será la vencedora, por lo que la ronda no cuenta a efectos de puntuación.
  • La partida termina cuando se han disputado las rondas necesarias para que un jugador o pareja alcance la suma convenida de puntos.

Artículos en la categoría "Juegos de mesa"

  1. Ajedrez
  2. Backgammon
  3. Cuatro en raya
  4. Dados Zombie
  5. Damas
  6. Damas chinas
  7. Dominó
  8. Generala
  9. Go
  10. Halma
  11. Hundir la flota
  12. Jenga
  13. Juego de la oca
  14. Juego del molino
  15. Mikado
  16. Parchís
  17. Perinola
  18. Poker con dados
  19. Reversi
  20. Rummikub
  21. Scrabble
  22. Senku
  23. Dados
  24. Cómo resolver el cubo de Rubik

Los comentarios están cerrados