Antena Wi-Fi

Instalar una antena Wi-Fi de mayores prestaciones es quizá la solución más sencilla y eficaz para mejorar la calidad de la señal inalámbrica Wi-Fi cuando ésta es deficiente. Según su anchura de haz existen tres tipos de antena Wi-Fi: omnidireccionales (anchura de haz de 360°, amplia apertura pero corto alcance), direccionales (anchura de haz que oscila entre 4° y 40°, haz estrecho pero de largo alcance) y sectoriales (anchura de haz entre 90° y 180°, a medio camino entre direccionales y omnidireccionales).

Antena Wi-Fi

Mejorar la calidad de la señal con una antena Wi-Fi

Las conexiones inalámbricas Wi-Fi se han convertido en una de las principales formas de acceder a Internet en hogares, empresas y espacios públicos por su comodidad y eficacia.

Sin embargo, en muchas ocasiones la calidad de la señal Wi-Fi es deficiente, por lo que uno de los temas que más interés suscita entre los usuarios es mejorar la cobertura Wi-Fi.

Para mejorar la calidad de la señal inalámbrica Wi-Fi tenemos varias opciones, pero probablemente la solución más sencilla y eficaz es instalar una antena Wi-Fi de mayores prestaciones.

Tipos de antena Wi-Fi

Uno de los parámetros más importantes de una antena Wi-Fi es la anchura de haz, que indica cuánto se abre el haz emitido o recibido por una antena Wi-Fi respecto a la dirección en la que se alcanza la potencia máxima, no habiendo prácticamente radiación fuera de ese haz. En función de la anchura de haz existen tres tipos de antena Wi-Fi:

  • Antena Wi-Fi omnidireccional: orientan la señal en todas direcciones con un haz de amplia apertura (360°) pero de corto alcance. Se suele utilizar una antena Wi-Fi omnidireccional para dar señal en un área próxima en todas direcciones, por ejemplo cuando se necesita dar cobertura de red inalámbrica en toda una vivienda, una planta de un edificio o un parque.
  • Antena Wi-Fi direccional: cuentan con una anchura de haz entre 4° y 40°, por lo que orientan la señal en un haz estrecho pero de largo alcance. Dentro del ángulo de cobertura del haz el alcance es mayor, pero fuera de la zona de cobertura la señal carece de potencia. Se suele emplear una antena Wi-Fi direccional para unir dos puntos a larga distancia, por ejemplo para dar cobertura inalámbrica a un PC lejano. Ejemplos de antena Wi-Fi direccional son las antenas panel, las antenas parabólicas, las antenas Yagi y las antenas de rejilla o grid.
  • Antena Wi-Fi sectorial: tienen una anchura de haz entre 90° y 180°, por lo que están a medio camino entre las antenas direccionales y las omnidireccionales en anchura de haz y alcance. Se suelen utilizar cuando se necesita dar cobertura inalámbrica a un área extensa y lejana. Combinando varias antenas sectoriales se puede obtener una cobertura de 360°, lo que se denomina antena Wi-Fi de array. Para ello podemos emplear 3 antenas sectoriales de 120°, 4 antenas de 80° o 6 antenas de 60°.

Artículos en la categoría "Internet y redes"

  1. Convergencia tecnológica en telecomunicaciones
  2. Tarifa plana Internet
  3. VoIP (Voice over IP)
  4. VoIP móvil (Voice over IP móvil)
  5. Telefonía IP
  6. Internet portátil
  7. Internet en el móvil
  8. Antena Wi-Fi
  9. Amplificadores Wi-Fi
  10. Wi-Fi de largo alcance
  11. Modem 3G
  12. Modem USB
  13. Router 3G
  14. Router ADSL
  15. Router Wi-Fi

Los comentarios están cerrados