Baño turco

El baño turco o hammam, es una modalidad de baño de vapor de origen árabe, donde ha desempeñado un importante papel como ritual de higiene, punto de reunión social y elemento arquitectónico. El proceso de tomar un baño turco consta de varios pasos: cuarto tibio, cuarto caliente, piscina fría, lavado completo de cuerpo, masaje y cuarto de enfriamiento.

Bano turco

Qué es el baño turco

El baño turco también es conocido como hammam y se practica desde hace varios siglos en los países árabes. Se efectúa en una secuencia de salas herméticamente cerradas para conservar las condiciones de temperatura y humedad requeridas. Su finalidad es la limpieza y desintoxicación del cuerpo así como la relajación.

La primera sala del baño turco es una sala de relajación donde la temperatura está poco elevada (aproximadamente 25°C) y en la que se permanece por algunos minutos. La siguiente sala está a 40°C y la tercera a 60°C aproximadamente.

Posteriormente se efectúa una inmersión en una piscina fría, lo que produce un efecto tonificante. La última fase del baño turco consiste en un lavado completo de cuerpo y un estimulante masaje. Después de esto la persona se retira a una sala de relajación y enfriamiento.

El baño turco, más que una variante de la sauna, se relaciona con las costumbres de baño romanas. Su costumbre se difundió en todo Medio Oriente gozando de gran popularidad bajo el Imperio Otomano. Posteriormente se fue adoptando en distintas partes del mundo, de modo que fueron surgiendo algunas ligeras variantes.

En la actualidad, con la creciente ola de culto al cuerpo, el baño turco es una de las opciones que se ofrecen en casi todos los spas, balnearios, resorts y clubes deportivos en todas partes del mundo.

Cuando se va a acudir a un baño turco por primera vez, se recomienda hacerlo en compañía de alguna otra persona. También se recomienda esperar por lo menos 15 minutos después de haber practicado algún deporte.

Es necesario hidratarse bien antes de entrar ya que se va a someter al cuerpo a una sudoración excesiva. No se recomienda tomar un baño turco en caso de que se haya comido abundantemente ni tampoco cuando se está hambriento o demasiado fatigado. También se recomienda una larga ducha previa.

En caso de cualquier tipo de padecimiento, lo ideal es contar con la aprobación del médico y seguir puntualmente sus indicaciones en cuanto a frecuencia y duración del baño turco.

Artículos en la categoría "Hidromasaje y spa"

  1. Spa
  2. Tipos de spa
  3. Spa resort
  4. Spa urbano
  5. Balneario
  6. Centro de talasoterapia
  7. Piscina natural
  8. Piscina climatizada
  9. Sauna (tratamiento)
  10. Sauna (instalaciones)
  11. Sauna seca
  12. Sauna húmeda
  13. Baño turco
  14. Ducha escocesa
  15. Baños de barro
  16. Cabina de ducha con hidromasaje
  17. Columna de ducha con hidromasaje
  18. Cabina de ducha con sauna
  19. Cabina de ducha con sauna de vapor
  20. Cabina de ducha con cromoterapia
  21. Bañera de hidromasaje
  22. Bañera de hidromasaje de exterior
  23. Bañera de hidromasaje de interior
  24. Bañera de hidromasaje portátil
  25. Bañera de hidromasaje hinchable
  26. Bañera de hidromasaje para pies
  27. Jacuzzi
  28. Hidroterapia
  29. Talasoterapia
  30. Balneoterapia
  31. Cromoterapia
  32. Fototerapia
  33. Luminoterapia
  34. Helioterapia
  35. Aromaterapia
  36. Vinoterapia
  37. Musicoterapia
  38. Hidromasaje
  39. Aguas termales
  40. Agua mineral
  41. Agua de mar
  42. Sales de baño

Los comentarios están cerrados