Detector de rayos

Un detector de rayos es un instrumento de medición usado en meteorología, que sirve para detectar los relámpagos o rayos producidos por las tormentas. Básicamente hay tres tipos básicos de detectores de rayos: detectores de rayos terrestres, que usan múltiples antenas, detectores de rayos móviles, ubicados normalmente a bordo de una aeronave, y detectores de rayos espaciales, instalados usualmente en un satélite artificial.

Detector de rayos

Características de los detectores de rayos

Los detectores de rayos son instrumentos de medición usados en meteorología, que sirven para detectar los relámpagos o rayos producidos por las tormentas.

El detector de rayos permite la detección de los rayos o relámpagos, y se emplean junto con otros aparatos como los radares meteorológicos para la detección de tormentas. Mientras que el radar meteorológico identifica los chubascos o tormentas, ya que puede detectar hidrometeoros como lluvia, granizo o nieve en el interior de las nubes, el detector de rayos está construido para detectar actividad eléctrica.

Los detectores de rayos pueden ser de diferentes tipos:

  • Espaciales: están instalados usualmente en un satélite artificial. Los detectores de rayos espaciales se ubican en satélites que se envían al espacio y detectan tormentas eléctricas de rayos, a través de la observación directa de los flashes o destellos de luz que producen. Dado que la información proporcionada por los sistemas espaciales está con frecuencia retrasada varios minutos, no pueden utilizarse en aplicaciones como la navegación aérea que necesitan datos en tiempo real.
  • Terrestres: los detectores de rayos terrestres cuentan con redes de múltiples antenas que detectan los rayos y determinan su localización y distancia por triangulación, desde múltiples puntos diferentes. Calculan la dirección y severidad de los rayos usando técnicas de direccionado por radio, junto con un análisis de las frecuencias características emitidas por los rayos. Los servicios meteorológicos generalmente se sirven de este tipo de redes, utilizando la información en combinación con algunos otros sistemas para la elaboración de los pronósticos del tiempo. Estas redes de detectores de rayos también resultan de gran utilidad para la prevención de incendios forestales, así como para algunos sistemas de redes de energía eléctrica. Puesto que una red terrestre debe detectar un rayo con al menos tres antenas para localizarlo con un margen de error aceptable, el sistema tiene la tendenca a subestimar el número de rayos, ya que en muchas ocasiones las nubes interfieren la detección.
  • Móviles: los detectores de rayos móviles están generalmente ubicados a bordo de alguna aeronave y estiman la distancia usando la frecuencia de la señal y la atenuación, que se basa en la pérdida de potencia que sufre una señal (de sonido, óptica o eléctrica) a través de medios pasivos de transmisión, como cables o algún otro tipo de conductor. Al igual que los detectores de rayos terrestres, calculan la dirección y severidad de los rayos desde la base, analizando las frecuencias características emitidas por los rayos, junto con técnicas de direccionado por radio. Dado que usan la atenuación en vez de la triangulación, los detectores móviles a veces fallan al identificar rayos débiles como fuertes, y viceversa.
  • Personales: en la actualidad existen también detectores de rayos o relámpagos para uso personal de diversos tipos y tamaños. Algunos pueden enviar la señal en tiempo real a un ordenador, de manera que es posible visualizar la ubicación del suceso. También existen los que funcionan con baterías y sus tamaños pueden variar desde los más pequeños, de tamaño similar al de un localizador GPS, hasta algunos bastante más grandes. A pesar de que los detectores de rayos personales no resultan tan precisos como otros tipos, día a día aparecen innovaciones en el mercado y son cada vez más solicitados por los amantes de las actividades al aire libre, como jugadores de golf, pescadores, deportistas, campistas o excursionistas, entre otros.

Los detectores de rayos no sólo se utilizan en meteorología, son usados intensivamente en la aviación. Las aerolíneas generalmente emplean tanto detectores de descargas eléctricas de rayos como radares meteo, ya que ambos instrumentos se complementan en detectar tormentas. Tanto la actividad eléctrica de los rayos como la precipitación están asociados con las tormentas, por lo que detectores de rayos y radares meteo pueden ayudar a indicar la potencia de las tormentas.

Los detectores de rayos también son cada vez más utilizados por aquellos aficionados y profesionales que realizan sus actividades en la naturaleza, aunque los detectores personales de rayos sólo ofrecen funcionalidades básicas y no son muy precisos en comparación con otros tipos de detectores de rayos.

Artículos en la categoría "Estaciones meteorológicas"

  1. Guía de compra estación meteorológica
  2. Tipos de estaciones meteorológicas
  3. Estación meteorológica digital
  4. Estación meteorológica analógica
  5. Estación meteorológica profesional
  6. Estación meteorológica portátil
  7. Termohigrómetro
  8. Estación meteorológica con marco digital
  9. Reloj de pulsera con estación meteorológica
  10. Garita meteorológica
  11. Instrumentos meteorológicos
  12. Termómetro
  13. Termómetro de máximas y mínimas
  14. Anemómetro
  15. Anemómetro Silva ADC Pro
  16. Barómetro
  17. Higrómetro
  18. Manga de viento
  19. Veleta
  20. Piranómetro
  21. Heliógrafo
  22. Pluviómetro
  23. Psicrómetro
  24. Detector de rayos
  25. Radar meteorológico
  26. Satélite meteorológico
  27. Meteorología
  28. Modelos meteorológicos
  29. Predicción meteorológica
  30. Presión atmosférica
  31. Índice ultravioleta (UV)
  32. Alerta meteorológica
  33. Oregon Scientific BBW213: monitor UV y meteo
  34. Oregon Scientific RA123: altímetro, brújula y meteo mosquetoneable
  35. Pulsera con indicador UV SmartSun de Bluemarionge Health

Los comentarios están cerrados