Pulsómetros

Un pulsómetro, también llamado monitor de ritmo cardíaco, es un dispositivo de monitoreo personal que permite medir la frecuencia cardíaca en tiempo real. Muchos modelos permiten también grabar el ritmo cardíaco para su estudio posterior. Los pulsómetros son muy utilizados por los deportistas, tanto durante la práctica deportiva para controlar el esfuerzo como tras el entrenamiento para evaluar la capacidad física del deportista.

Pulsometros

Características de los pulsómetros

Un pulsómetro, también denominado como monitor de ritmo cardíaco, es un dispositivo electrónico que sirve para medir la frecuencia cardíaca de una persona en tiempo real.

Los primeros modelos de pulsómetros consistían en una caja de monitoreo con un juego de electrodos unidos con cables al pecho. El primer monitor de frecuencia cardíaca inalámbrico fue desarrollado en 1977 para ayudar en sus entrenamientos a la selección finlandesa de esquí de fondo. A mediados de la década de 1980 el pulsómetro se convirtió en un concepto popular en los círculos atléticos, y a partir de 1983 comenzó a comercializarse al por menor.

Los pulsómetros actuales se componen por lo general de dos elementos:

  • Transmisor: el sensor de ritmo cardíaco y el transmisor inalámbrico están situados en la banda de pecho.
  • Receptor: el receptor capta la señal del sensor y la visualiza en un reloj de pulsera específico o en un teléfono móvil.

Las bandas de pecho suelen ser correas elásticas de material plástico que requieren agua o líquido para obtener un buen rendimiento. Los modelos más avanzados utilizan tela inteligente conductora con microprocesadores integrados que detectan la frecuencia cardíaca.

Algunos modelos de monitores de ritmo cardíaco reemplazan la banda de pecho por una prenda de tela que dispone de sensores integrados. Se trata de prendas de ropa interior, como puede ser una camiseta o un sujetador deportivo para mujeres, que incluye los sensores en la tela. Por lo general el transmisor se puede remover de la prenda para poder lavarla después de su uso.

Otros modelos de pulsómetros no disponen de receptor independiente, sino que la información se graba en el propio sensor y se descarga a posteriori en un dispositivo externo, como puede ser un ordenador o un smartphone, para su análisis.

También existen monitores de frecuencia cardíaca sin banda de pecho, en los que el usuario sólo tiene que tocar el sensor colocado en el reloj durante unos segundos para ver su frecuencia cardíaca en la pantalla del reloj. Otros modelos sin banda de pecho disponen de un sistema basado en una luz que detecta las variaciones de tamaño de los vasos sanguíneos de la muñeca, que se producen en cada latido. Estos pulsómetros sin banda de pecho son populares por su comodidad y facilidad de uso, pero por lo general no son tan precisos ni dan tantos detalles como los monitores que utilizan una correa para el pecho.

En los pulsómetros más básicos, el sensor transmite una señal de radio cuando detecta un latido del corazón, que el receptor utiliza para determinar la frecuencia cardíaca actual. Los modelos más avanzados incluyen un microprocesador en el propio sensor que está monitoreando continuamente los latidos y calcula la frecuencia cardíaca y otros parámetros.

La señal transmitida al receptor puede ser un pulso de radio simple o una señal codificada, como Bluetooth, ANT u otro enlace de radio de baja potencia, para evitar que el receptor del usuario sufra interferencias de otros transmisores cercanos.

Existen pulsómetros que incluyen en el sensor uno o varios acelerómetros que pueden detectar la velocidad y la distancia recorrida, lo que elimina la necesidad de disponer de podómetro en la zapatilla.

Por lo que se refiere al receptor, hay un gran número de diseños, con diferentes características, existiendo en formato de reloj de pulsera o bien como aplicación para teléfono móvil. Por lo general muestran numerosos datos, como frecuencia cardíaca instantánea, frecuencia cardíaca media, tiempo de ejercicio, tiempo en cada zona de frecuencia cardiaca, calorías quemadas, ritmo respiratorio, velocidad y distancia, entre otros. Usualmente los registros detallados se pueden descargar a un ordenador o a una plataforma web para su posterior análisis.

Algunos modelos avanzados de pulsómetros no sólo miden el ritmo cardíaco, sino que también ofrecen otros datos, tales como la variabilidad de la frecuencia cardíaca, la actividad o la tasa de respiración, que permiten evaluar ciertos parámetros relativos a la aptitud del sujeto, como la temperatura corporal o la deshidratación.

El pulsómetro es una herramienta muy útil para todas aquellas personas que realizan actividad física, tanto a nivel aficionado como profesional, ya que permite mantener las pulsaciones en los niveles recomendados, así como evaluar la capacidad física del deportista.

Artículos en la categoría "Equipamiento médico"

  1. Pulsómetros
  2. Tensiómetros
  3. Tensiómetros de brazo
  4. Tensiómetros de muñeca
  5. Tensiómetro de muñeca inalámbrico iHealth BP7
  6. Termómetros clínicos

Los comentarios están cerrados