Detector de metales VLF

Un detector de metales VLF (Very Low Frequency), también llamado detector de metales de baja frecuencia o detector de metales para tierra, es un tipo de detector adecuado para tierra o playa seca, que ofrece discriminación, balance de tierra, buena sensibilidad y profundidad de detección aceptable, aunque la mineralización del terreno afecta bastante a su rendimiento.

Detector de metales VLF

Qué son los detectores de metales VLF

Los detectores de metales de baja frecuencia (VLF, Very Low Frequency) emplean tecnología TR (Transmisión/Recepción) o de balance de inducción.

Dentro del plato, podemos encontrar dos o tres bobinas independientes entre sí, ligeramente solapadas para producir una inducción nula entre ellas. Una de las bobinas es transmisora y genera un campo magnético alterno, mientras que las otras son bobinas receptoras.

La electricidad se envía a la bobina transmisora cambiando de dirección miles de veces por segundo. El número de veces que la dirección de la corriente cambia cada segundo establece la frecuencia de la unidad. Las bobinas receptoras actúan como una antena para recoger y amplificar las frecuencias procedentes de los objetos metálicos situados bajo la tierra. En reposo, las bobinas se encuentran equilibradas, pero cuando un objeto metálico entra en el campo magnético de la bobina transmisora, el objeto induce una corriente en la bobina receptora produciendo un desequilibrio que es captado por un circuito comparador, lo que produce una señal acústica.

Los detectores de metales VLF suelen utilizar una única frecuencia, aunque los modelos más avanzados usan un sistema de 2 frecuencias, lo que mejora sus prestaciones, pudiendo buscar independientemente con cualquiera de ellas o simultáneamente con ambas.

La elección de la frecuencia en un detector de metales es una cuestión de compromiso, en función del tamaño de los objetos que se pretenden detectar con él y del tipo de terreno en el que se espera que trabaje el aparato, ya que las diferentes frecuencias se propagan de forma diferente en distintos terrenos y se adaptan a diferentes blancos en función de su tamaño.

De esta manera, los detectores para pepitas de oro utilizan frecuencias altas, que tienen una menor longitud de onda, para detectar objetos pequeños, pero a costa de una menor profundidad de búsqueda. Por contra, los detectores que emplean frecuencias bajas, que tienen una longitud de onda mayor, penetran mejor en el terreno, pero no detectan objetos pequeños.

A diferencia de los detectores de metales PI (Pulse Induction), los detectores de metales VLF disponen de discriminación, que permite diferenciar entre distintos tipos de metal. Generalmente la discriminación entre metales férricos y no férricos es bastante precisa, no tanto la identificación del tipo de metal.

Los detector de metales VLF incluyen un circuito electrónico utilizado para filtrar la señal del receptor y que actúa como un sintonizador, de tal manera que permite hacer caso omiso de ciertos niveles de señal y centrarse sólo en el rango deseado. De esta manera, dado que los diferentes tipos de metal reflejan diferentes señales, un cazador de tesoros puede enfocarse en objetos de valor, como el oro y la plata.

La mayor parte de los detectores VLF disponen además de un modo de búsqueda en todo metal (sin discriminación) que suele ser usado para la prospección de minerales.

Respecto a su sensibilidad, los detectores de metales VLF disponen de balance de tierra y una profundidad de detección aceptable, aunque su rendimiento se ve bastante influenciado por la mineralización del terreno, por lo que sólo son adecuados para tierra o playa seca.

La mineralización del terreno afecta a la señal por la presencia de materiales conductores como el hierro o las sales minerales disueltas en las aguas subterráneas. Para compensarlo, el detector de metales VLF permite ajustar su sensibilidad para minimizar los efectos del terreno durante la búsqueda, consiguiendo así que el detector tenga un funcionamiento estable a la vez que un buen rendimiento.

El balance de tierra puede hacerse de forma manual o automática (auto track). En los detectores avanzados la función auto track se encarga de ajustar el detector de forma automática a los cambios de mineralización del terreno.

Los detectores VLF o de baja frecuencia son los más populares y los más usados para la detección lúdica, es el tipo de detector de metales más común debido a su amplia gama de usos, ya que con un detector VLF pueden ser detectados una gran variedad de metales.

Artículos en la categoría "Detectores de metales"

  1. Guía de compra de detectores de metales
  2. Tipos de detectores de metales
  3. Características de los detectores de metales
  4. Profundidad de búsqueda de los detectores de metales
  5. Aplicaciones del detector de metales
  6. Legalidad del detector de metales
  7. Detectoafición
  8. Detector de metales VLF
  9. Detector de metales BBS
  10. Detector de metales BFO
  11. Detector de metales RF
  12. Detector de metales subacuático
  13. Detector de metales de arco
  14. Detector de metales de mano
  15. Detector de metales preciosos y oro
  16. Detectores de metales para bricolaje
  17. Detectores de metales para el móvil
  18. Magnetómetros
  19. Radares GPR
  20. Sonar

Los comentarios están cerrados