Impresoras de códigos de barras

Una impresora de códigos de barras es un periférico de computadora destinado específicamente a la impresión de códigos de barras, ya sea en etiquetas adhesivas que se pueden adherir a los objetos físicos o bien imprimiendo los códigos de barras directamente sobre los propios objetos. Las impresoras de códigos de barras se utilizan comúnmente para etiquetar las cajas antes del envío, así como para etiquetar cada artículo por separado.

Impresoras de codigos de barras

Características de las impresoras de códigos de barras

Una impresora de códigos de barras es un periférico para imprimir códigos de barras sobre etiquetas adhesivas o directamente sobre los propios objetos físicos, con la finalidad de identificar los productos. Las impresoras de códigos de barras tienen numerosos usos en aplicaciones como industria, logística, bibliotecas, centros de distribución, transporte o venta al por menor, entre otros.

Las impresoras de códigos de barras más comunes emplean una de las siguientes tecnologías de impresión:

  • Impresoras térmicas directas: las impresoras térmicas directas utilizan un cabezal de impresión que genera calor para causar una reacción química en un papel termosensible especialmente diseñado que al contacto se vuelve de color negro. Las impresoras térmicas directas son generalmente menos costosas, pero producen etiquetas de baja durabilidad, que pueden llegar a ser ilegibles si se exponen al calor, a la luz solar directa o a vapores químicos. Por lo general, la impresión térmica directa sólo permite la impresión en monocromo color negro. Los costos por copia son muy bajos ya que sólo se consume el propio papel, pero la durabilidad de la impresión es bastante baja, especialmente por la elevada sensibilidad del papel a las altas temperaturas, lo que hace que se difumine el texto o imagen escrito en el mismo.
  • Impresoras de transferencia térmica: las impresoras de transferencia térmica también utilizan el calor, pero en vez de reaccionar con el papel, el calor derrite una resina o cera en una cinta que se aplica sobre el material de la etiqueta. El calor permite transferir la cera o tinta desde la cinta al papel. Al imprimir, la cinta pasa a través de un cabezal térmico, de tal manera que la cera se funde y se deposita sobre un papel especial. Las impresoras de transferencia térmica ofrecen un bajo coste por página y una velocidad aceptable, pero requieren del uso de papel especial.

Las impresoras térmicas directas son muy usadas en cajeros y supermercados por su bajo coste, mientras que las impresoras de transferencia térmica se utilizan en aplicaciones que requieren una mayor durabilidad de las etiquetas, como el marcado de etiquetas para la ropa o la impresión de etiquetas de plástico para la industria y logística.

Existen diferentes tipos de impresoras de códigos de barras para diferentes mercados, por lo que seleccionar el sistema de impresión de códigos de barras más apropiado es un aspecto de gran importancia:

  • Impresoras industriales: las impresoras de códigos de barras industriales se utilizan en grandes almacenes e instalaciones de fabricación, y se caracterizan por tener capacidad para papel de gran tamaño, operar más rápido y una vida útil más larga.
  • Impresoras de sobremesa: para los entornos comerciales y de oficina, las impresoras de códigos de barras más comunes son las de escritorio o sobremesa, ya que son pequeñas, compactas y de funcionamiento silencioso.
  • Impresoras profesionales: las impresoras profesionales disponen de procesadores más rápidos y más memoria, por lo que son capaces de realizar etiquetas con diseños más complejos, con mayor variedad de tamaños y de manera más rápida que una impresora de sobremesa. Pueden abarcar una gran cantidad de tipos de etiquetas, desde las realizadas en papel a etiquetas en materiales sintéticos.
  • Impresoras de tickets y recibos: están especialmente diseñadas para su integración en los terminales de punto de venta.
  • Impresoras portátiles: existen también rotuladoras portátiles que se utilizan para baja produccion de etiquetas en aplicaciones móviles de distribución y logística.

Las impresoras de códigos de barras más comunes vienen normalmente en tamaños de papel fijos de 4 pulgadas, 6 pulgadas o 8 pulgadas de ancho. Aunque algunos fabricantes comercializaban tamaños diferentes en el pasado, la mayoría han estandarizado su oferta en estos tamaños. La principal aplicación de estas impresoras es producir etiquetas de código de barras tanto para la identificación individual del producto como para etiquetar las cajas antes del envío.

Aunque para pequeños volúmenes de impresión de etiquetas suele ser suficiente con disponer de una impresora térmica, para grandes volúmenes de impresión de etiquetas puede ser necesario adquirir soluciones especializadas o incluso soluciones de impresión a medida.

Artículos en la categoría "Códigos de barras"

  1. Tipos de códigos de barras
  2. Aplicaciones de los códigos de barras
  3. Códigos de barras bidimensionales
  4. Código QR
  5. Aplicaciones de los códigos QR
  6. Riesgos de los códigos QR
  7. Realidad aumentada y códigos QR
  8. Datamatrix
  9. Semacode
  10. EZcode
  11. Microsoft Tag (HCCB)
  12. Lector de códigos de barras
  13. Escáner de códigos de barras
  14. Lector de códigos QR para el móvil
  15. Escáner de reconocimiento de objetos de Toshiba
  16. Impresoras de códigos de barras
  17. Cómo implantar el código de barras en la empresa
  18. Software de código de barras para empresas
  19. Códigos de barras y trazabilidad
  20. Alternativas a los códigos de barras
  21. RFID
  22. Bokode

Los comentarios están cerrados