Conversión a vehículo eléctrico

Una conversión a vehículo eléctrico consiste en modificar un vehículo convencional de combustión interna y convertirlo en un vehículo de propulsión eléctrica, creando un vehículo eléctrico a baterías o bien un vehículo híbrido enchufable. Por lo general, la conversión a vehículo eléctrico se realiza instalando un kit en un vehículo defectuoso cuyo motor no funciona, aunque también puede hacerse con un vehículo nuevo sin motor.

Conversion a vehiculo electrico

Conversión a vehículo eléctrico

La conversión a vehículo eléctrico, también llamada transformación a vehículo eléctrico, consiste en la modificación de un vehículo convencional de combustión interna (Internal Combustion Engine Vehicle, ICEV) para transformarlo en uno de propulsión eléctrica, mediante la creación de un coche eléctrico a baterías (all-electric vehicle o Battery Electric Vehicle, BEV) o de un vehículo híbrido enchufable (Plug-in Hybrid Electric Vehicle, PHEV).

La mayoría de vehículos convencionales de combustión interna se pueden convertir a eléctricos, tales como bicicletas, motos, ciclomotores, patinetes, coches, camiones o autobuses, entre otros. Las conversiones se pueden realizar tanto en garajes especializados en conversión de vehículos como por los propios aficionados, ya sea adquiriendo los diferentes componentes del vehículo por separado o en forma de kit.

Por lo general, los particulares convierten un vehículo bien conservado con un motor que no funciona, ya que este tipo de vehículos defectuosos pueden ser muy baratos de adquirir.

Otros aficionados, con presupuestos más grandes pueden preferir convertir un vehículo último modelo, adquirido sin motorizar directamente en el concesionario del fabricante de automóviles. En ocasiones el propio taller se encarga de instalar un kit de conversión a vehículo eléctrico. El proceso de convertir a vehículo eléctrico un vehículo nuevo se denomina pre-conversión o conversión previa.

Algunas marcas independientes adquieren directamente al fabricante vehículos nuevos sin motor y posteriormente realizan la conversión ensamblando un kit de conversión, para poder así ofrecer un vehículo eléctrico en el mercado. Este tipo de vehículos nuevos sin sistema de propulsión se denominan "glider", y algunos fabricantes los comercializan para que otros preparadores creen nuevas variaciones del vehículo convencional, típicamente poniéndole un motor como puede ser un motor eléctrico.

Aunque casi todos los vehículos pueden convertirse en vehículo eléctrico, conviene seleccionar un vehículo ligero y aerodinámico con el fin de maximizar la autonomía de la batería. También debe ser un vehículo que disponga de un lugar adecuado para las baterías.

Veamos los principales elementos para una conversión a vehículo eléctrico:

  • Baterías: proporcionan la energía eléctrica.
  • Cargador: permite recargar las baterías. Puede montarse en el vehículo o en una estación de recarga en algún lugar fijo.
  • Controlador de potencia: controlado por un acelerador electrónico, regula el flujo de energía entre la batería y el motor eléctrico.
  • Motor eléctrico: puede llevar uno o más motores eléctricos, que deben fijarse mecánicamente a la transmisión.
  • Sistema de control: equipos para el control de los diversos componentes del sistema, incluyendo instrumentación específica y circuitería para la operación del sistema.
  • Equipo auxiliar: para alimentar accesorios tales como frenos eléctricos, aire acondicionado o calefacción.
  • Cableado: para conectar la batería, el controlador y motor.

Por lo que se refiere a la matriculación de vehículos convertidos a eléctrico, la mayoría de países establecen la necesidad de registrar las reformas de importancia en vehículos de carretera. La facilidad de registro variará según el país, aunque por lo general se requiere una inspección de seguridad para garantizar que todo el equipo de seguridad funcional, como intermitentes, luces de freno, faros o bocina, está operativo. En muchas ocasiones es necesario el registro para obtener los incentivos fiscales a la conversión disponibles en algunos países.

Antes de acometer una conversión a vehículo eléctrico debemos informarnos cuidadosamente de los requisitos legales para matricular el vehículo, ya que en ciertos países la legislación es muy estricta y puede resultar muy complejo legalizar la transformación.

Artículos en la categoría "Coches eléctricos"

  1. Vehículos eléctricos
  2. Ventajas e inconvenientes del coche eléctrico
  3. Conversión a vehículo eléctrico
  4. Estación de carga eléctrica (electrolinera)
  5. Recarga inalámbrica
  6. Vehicle to grid (V2G)
  7. Sonido de los coches eléctricos
  8. Coches eléctricos a baterías
  9. Coches eléctricos híbridos
  10. Coches eléctricos híbridos enchufables
  11. Coches eléctricos híbridos flex
  12. Coches eléctricos de autonomía extendida
  13. Remolque generador para coches eléctricos
  14. Coches eléctricos enchufables
  15. Coche solar
  16. Microcoche eléctrico
  17. Carrito de golf eléctrico
  18. Carrito de golf eléctrico solar
  19. Camión eléctrico
  20. Autobús eléctrico
  21. Autobús eléctrico híbrido
  22. Trolebús
  23. Kart eléctrico
  24. Coches eléctricos de juguete
  25. Triciclo eléctrico
  26. Motocicleta eléctrica
  27. Ciclomotores eléctricos
  28. Scooters eléctricos para discapacitados
  29. Silla de ruedas eléctrica
  30. Carritos de supermercado eléctricos
  31. Bicicleta eléctrica
  32. Segway
  33. Patinetes eléctricos
  34. Skateboard eléctrico
  35. Vehículos ecológicos
  36. Vehículos cero emisiones
  37. Vehículos de combustible alternativo
  38. Biocombustibles
  39. Vehículos de bioetanol
  40. Vehículos de biodiésel
  41. Vehículos de combustible flexible
  42. Vehículos de hidrógeno
  43. Celda de combustible
  44. Movilidad sostenible
  45. Energías renovables
  46. Cooperación al desarrollo

Los comentarios están cerrados