Deshumidificador

Un deshumidificador es un aparato que reduce la humedad en un local, por lo que se usa habitualmente en los aparatos para acondicionamiento de aire para reducir y controlar la humedad del ambiente, especialmente en la climatización de verano o refrigeración. Su capacidad de deshumidificación depende de la temperatura y humedad del aire, ya que cuanto mayores sean la temperatura y la humedad del aire, mayor será la capacidad de deshumidificación.

Deshumidificador

Características de los deshumidificadores

Un deshumidificador es un aparato electrodoméstico que se emplea para obtener una reducción en los niveles de humedad ambientales. Generalmente no requiere instalación especial, sino únicamente estar cerca de la toma de corriente.

Para lograr un ambiente confortable en cuanto a temperatura y condiciones ambientales no solamente se trata de conseguir que el termómetro marque la temperatura deseada. También se requiere que no haya demasiada humedad, ya que ésta incrementa la sensación de bochorno, además de contribuir a que se generen malos olores y a la proliferación de hongos y otros microorganismos nocivos para la salud.

El ser humano con ropa liviana y sentado o realizando una actividad ligera, se siente confortable en un ambiente con una temperatura entre 21 y 25°C y una humedad relativa de entre el 20 y 75%. Para conseguir el confort higrotérmico el margen de temperaturas es bastante estrecho, ya que el cuerpo humano es muy sensible a los cambios de temperatura, sin embargo la humedad relativa es menos significativa, ya que la tolerancia del cuerpo es mayor.

Por la comodidad personal y por motivos de salud, se recomienda una humedad relativa de un 40 a 55%, tanto en épocas de frío como de calor. En verano, el sudor no se evapora con facilidad y el cuerpo no puede refrigerarse si la humedad es alta. En invierno, si la humedad es baja causa la pérdida de calor del cuerpo por evaporación de agua, así como sequedad de la piel y de las mucosas.

Un deshumidificador es un aparato que reduce la humedad ambiental y basa su funcionamiento en el principio de la condensación. Consiste en una bomba de calor que proporciona una zona fría donde condensar la humedad y una zona caliente para recuperar la temperatura ambiental. Su funcionamiento es el siguiente:

  • Un ventilador aspira el aire húmedo haciéndolo pasar por el evaporador (zona fría) para enfriarlo por debajo del punto de rocío.
  • De este modo, la humedad ambiental se condensa y el agua resultante se acumula en un depósito de donde después se envía al desagüe. Por lo general, los deshumidificadores incorporan un piloto de señalización que avisa de que el depósito está lleno.
  • El aire, una vez frío y seco, pasa por el condensador (zona caliente) donde recupera la temperatura ambiental y disminuye aún más su humedad relativa, siendo finalmente enviado de nuevo a la habitación.
  • En ocasiones se puede producir hielo en la zona fría, en cuyo caso se para la bomba de calor, pero se sigue moviendo el ventilador hasta que el hielo se derrita.

La capacidad de deshumidificación de un deshumidificador depende de la temperatura y de la humedad del aire, de tal modo que cuanto mayores sean la temperatura y la humedad del aire, mayor será la capacidad de deshumidificación.

Los deshumidificadores resultan de gran utilidad en verano, ya que unas condiciones ambientales de 25°C de temperatura con una humedad relativa del 85% son ideales para la proliferación de moho y ácaros. Debe tenerse en cuenta que una humedad relativa superior al 55% favorece la proliferación de ácaros. También resultan muy útiles en invierno en habitaciones donde debido al frío exterior, se acumula humedad o goteras, originando mal olor, daños materiales y problemas de salud, como molestias óseas o enfermedades de las vías respiratorias.

Los deshumidificadores, además de las ventajas antes mencionadas, también contribuyen a proteger los equipos electrónicos y mecánicos. También permiten que muebles, alfombras, objetos decorativos, ropa y otros, se conserven en mejor estado.

Existen diversos modelos y tamaños de deshumidificadores, por lo que es recomendable asesorarse para obtener un aparato cuya capacidad de obtención de líquido sea el adecuado para el tamaño y condiciones del lugar donde se pretende colocarlo. Por lo general, los aparatos para uso doméstico son portátiles y cuentan con ruedas para su fácil desplazamiento. Tambien existen aparatos de gran potencia que se usan en procesos industriales.

Artículos en la categoría "Climatización y aire acondicionado"

  1. Confort higrotérmico
  2. Sensación térmica
  3. Climatización y domótica
  4. Aislamiento térmico
  5. Climatización
  6. Aire acondicionado
  7. Guía de compra aire acondicionado
  8. Cómo ahorrar en el aire acondicionado
  9. Aire acondicionado monobloc
  10. Aire acondicionado split
  11. Aire acondicionado multifunción
  12. Climatizador
  13. Climatizador evaporativo
  14. Bomba de calor
  15. Aire acondicionado portátil
  16. Tipos de aire acondicionado portátiles
  17. Deshumidificador
  18. Humidificador
  19. Purificador de aire
  20. Cómo mejorar la calidad del aire en casa
  21. Termostato
  22. Higrostato
  23. Ventilador
  24. Ventiladores sin aspas
  25. Ventilador sin aspas Dyson Air Multiplier
  26. Ventilador sin aspas Bionaire
  27. Climatizador de coche
  28. Consejos para conducir con calor
  29. Armarios climatizados para vino (vinotecas)
  30. Armarios humidificadores para puros

Los comentarios están cerrados