Carritos de bebé y transporte público

Moverse en transporte público con un carrito de bebé o cochecito de niño, puede convertirse en toda una odisea debido a diversos factores, como exceso de pasajeros, pasillos estrechos, accesos inadecuados y ausencia de sillas de coche o asientos de seguridad. La opción más segura son los autobuses que disponen de sillas de coche fijas de grupo 0, 0+ y 1, o bien los que cuentan con una zona para carritos de bebé con fijaciones de seguridad.

Carritos de bebe y transporte publico

Carritos de bebé y transporte público

Desplazarse en el transporte público o autobús con un carrito de bebé puede convertirse en una verdadera odisea por diversos motivos, como por ejemplo:

  • Exceso de pasajeros.
  • Pasillos estrechos.
  • Accesos inadecuados, ya que los accesos y arcenes de la estación no están adaptados.
  • En muchos casos el autobús carece de una puerta apropiada para el carrito y se debe entrar por la puerta de delante, molestando al resto de pasajeros al recorrer el pasillo.
  • En algunos casos sólo se puede subir el carrito de bebé al autobús si está plegado.
  • En ocasiones se admiten los carritos de bebé comunes pero no los carritos de 2 plazas.

Los autobuses públicos y los trenes generalmente no tienen un lugar adecuado para las sillas de seguridad para bebés, ya que usualmente están diseñados para transportar pasajeros de pie.

Aunque los autobuses públicos usualmente están diseñados para transportar adultos, ya sea sentados o de pie, cada vez son más las compañías de transporte que incluyen en sus autobuses un área específica para colocar los carritos plegados, mientras que al bebé se le sienta en una silla de seguridad con arnés, generalmente de grupo 0, 0+ y 1, en sentido contrario a la marcha, lo que incrementa notablemente la seguridad de los más pequeños, pero esta opción no siempre está disponible. Las especificaciones de las sillas de auto de estos grupos son las siguientes:

  • Grupo 0: 0-10 kg, 0-9 meses.
  • Grupo 0+: 0-13 kg, 0-18 meses.
  • Grupo 1: 9-18 kg, 9 meses-3 años.

Algunos autobuses cuentan con una zona específica para sillas de ruedas y cochecitos de niños, con una puerta adaptada con rampa y sin escalones. Se recomienda verificar si la línea de autobuses en la que se va a viajar ofrece facilidades para transportar carritos de bebé, con espacios designados para sillas de ruedas o cochecitos. Incluso en estos casos, en muchas ocasiones es muy difícil para la madre llevar en brazos al bebé y además cargar el carrito, aunque se disponga de un bolso especial para tal fin.

Así pues, lo más seguro para un bebé es utilizar autobuses que dispongan de sillas fijas de seguridad (de grupo 0, 0+ y 1) en sentido contrario a la marcha. En su ausencia, situar el cochecito en la zona específica para sillas de ruedas y cochecitos de niños. Si el cochecito debe permanecer plegado, asegurarnos de que el niño permanece bien sujeto o sentado durante todo el trayecto, con el cinturón de seguridad abrochado si el autobús dispone de él.

En muchas poblaciones, el uso de los carritos de bebé en los sistemas públicos de transporte está debidamente reglamentado, por lo que es conveniente informarse bien sobre los requerimientos y restricciones antes de aventurarse a pasar dificultades con un bebé en brazos, además de tener que cargar bultos y carrito por separado.

En estas normativas se contemplan factores como las dimensiones de los carritos, para que no constituyan un factor de riesgo para los demás pasajeros, o la obligatoriedad de llevar el carrito plegado. Los carritos gemelares generalmente están prohibidos en el transporte público.

Lo más recomendable al respecto, es adquirir un carrito ligero y compacto, que pueda plegarse y desplegarse rápidamente con una sola mano, ya que en algunas partes los lugares preferentes son primero para personas en silla de ruedas, en segundo lugar, para adultos mayores y personas con capacidades especiales, y en tercer lugar los carritos de bebé. Esto significa que si un bebé está ocupando un lugar y llegan personas de cualquiera de los dos grupos anteriores, se les debe ceder el lugar.

Aun cuando el carrito de bebé se permita en el transporte público, es recomendable tener en cuenta que durante las horas punta pueden ser muy problemáticos los desplazamientos, sobre todo al subir y bajar, así como en escaleras y ascensores cuando se trata de sistemas subterráneos o elevados.

Artículos en la categoría "Carritos de bebés"

  1. Guía de compra de carritos de bebé
  2. Características de los carritos de bebé
  3. Tipos de carritos de bebé
  4. Carritos de bebé 3 en 1
  5. Carritos de bebé clásicos
  6. Carritos de bebé gemelares
  7. Carritos de bebé para correr
  8. Carritos de bebé polivalentes
  9. Carritos de bebé todoterreno
  10. Carritos de bebé retro
  11. Carritos de bebé y transporte público
  12. Accesorios para carritos de bebé
  13. Bolsos para carritos de bebé
  14. Sombrillas para carritos de bebé
  15. Protector de lluvia para carritos de bebé
  16. Saco portabebés
  17. Métodos de transporte de niños
  18. Sillas de paseo
  19. Sillas de auto
  20. Carritos de supermercado para niños
  21. Carrito de bebés modular Bugaboo Cameleon
  22. Carrito de bebés/bicicleta Taga Bike
  23. Carrito para runners Baby Jogger Performance
  24. Carrito para runners BOB Ironman
  25. Carritos Chariot, vida activa en familia
  26. Conciliación y vida familiar

Los comentarios están cerrados