Calefactor cerámico de infrarrojos

Un calefactor cerámico de infrarrojos, también llamado calefactor cerámico, es un tipo de calefactor de infrarrojos que genera calor y lo transmite en forma de radiaciones de infrarrojos (IR) a través de una superficie radiante de material cerámico. Un calefactor cerámico de infrarrojos consta de una resistencia eléctrica integrada en un material cerámico de recubrimiento al que se transfiere la energía térmica generada por la resistencia.

Calefactor ceramico de infrarrojos

Características de los calefactores cerámicos de infrarrojos

Un calefactor cerámico de infrarrojos es un tipo de calefactor o estufa eléctrica, que transforma parte de la energía consumida en calor y lo transmite en forma de radiaciones de infrarrojos (IR) de onda media y larga, a través de una superficie radiante.

Los calefactores cerámicos de infrarrojos, como cualquier otro calefactor, convierten la energía eléctrica en calor, y pueden ser de pared, verticales, de torre, portátiles o compactos.

Los calefactores cerámicos de infrarrojos por lo general constan de una resistencia eléctrica que va embutida en un material cerámico de recubrimiento al que se transfiere la energía térmica generada por la resistencia eléctrica. El material cerámico de recubrimiento quita virulencia y peligro a la resistencia eléctrica y le proporciona otras cualidades.

Los calentadores por infrarrojos para el hogar emiten ondas de radiación infrarroja, que no son absorbidas por el aire que lo rodea, sino que cuando se dirigen a un objeto cercano convierten esa radiación en calor. Por ese motivo los calentadores por infrarrojos son mejores para el calor concentrado o dirigido.

Así pues, los calefactores cerámicos de infrarrojos no calientan el aire que los rodea, a diferencia de los calefactores de convección, que calientan el aire cercano al calentador, el cual circula por la habitación mediante corrientes de convección naturales o inducidas por un ventilador.

Los calentadores infrarrojos tienen eficiencia energética, no tienen partes móviles, son silenciosos, calientan rápidamente y no se ven afectados por las corrientes de aire. Para una persona sentada en un lugar durante un largo período de tiempo, un calentador infrarrojo enfocado hacia su ubicación es una buena opción.

Los calefactores cerámicos son más duraderos que otros tipos de calefactores, ya que incluyen una resistencia cerámica que aguanta mejor el calor y consume menos energía. Dado que el conductor térmico resistivo está incorporado completamente a un material cerámico, es el material de recubrimiento quien recibe la energía generada por la resistencia, lo que protege al conductor resistivo contra el sobrecalentamiento y prolonga su vida útil.

El material cerámico utilizado para incorporar el conductor térmico no es conductivo eléctricamente y debe tener características adecuadas para la absorción o la emisión en el margen de longitudes de ondas IR deseado.

Los calefactores cerámicos de infrarrojos calientan rápidamente el aire, el cual se reparte por toda la habitación proporcionando un calentamiento rápido, eficiente y uniforme. Los elementos de cerámica alcanzan temperaturas más altas con menos gasto de energía que los calefactores convencionales, por lo que resultan más eficientes.

Por lo general, los calefactores de cerámica están equipados con dispositivos de seguridad para la protección contra caídas o que impiden el sobrecalentamiento, de tal manera que evita incandescencias y accidentes. Se recomienda no dejarlos encendidos si no hay nadie en el lugar, no conectarlos a un cable de extensión y utilizarlos sólo en habitaciones con detectores de humo.

Artículos en la categoría "Calefacción"

  1. Calefacción centralizada
  2. Calefacción por agua caliente
  3. Caldera
  4. Calentador de agua
  5. Radiador
  6. Suelo radiante
  7. Estufa
  8. Calefactor
  9. Calefactor cerámico de infrarrojos
  10. Chimenea
  11. Brasero

Los comentarios están cerrados