Caldera

En un sistema de calefacción por agua caliente, la caldera es el aparato en el que se calienta el agua que luego se distribuirá mediante la red de tuberías hasta los emisores de calor, generalmente radiadores o suelos radiantes. La caldera consta de un hogar donde se produce la combustión, un intercambiador de calor donde se calienta el agua, un quemador, un depósito de combustible y un sistema para evacuar los gases que se generarn en la combustión.

Caldera

Características de las calderas

Una caldera es un aparato o sistema de aparatos que se emplea para calentar agua a diferentes temperaturas, según se requiera. En los sistemas de calefacción por agua caliente, los más extendidos en sistemas de calefacción central, el agua caliente se dirige hacia los emisores de calor, mediante la acción de una bomba y generalmente se obtiene también agua para uso sanitario.

Una caldera de calefacción consta de los siguientes elementos:

  • Hogar: espacio donde se produce la combustión.
  • Quemador: en el quemador se mezcla el combustible con la cantidad precisa de aire y se impulsa mediante un ventilador dentro del hogar, donde se produce la combustión. Cuenta con un regulador de potencia, que funciona regulando el tamaño de la llama o mediante paradas y arranques del quemador.
  • Intercambiador de calor: sistema de tuberías donde se calienta el agua del circuito de calefacción. Dispone de entrada y salida de agua.
  • Depósito de combustible.
  • Sistema de evacuación de gases: sirve como vía de escape para el humo y los gases calientes procedentes de la combustión.
  • Accesorios: en las calderas existen una gran variedad de accesorios, como indicadores de diversos tipos, llaves de regulación y de paso, control de purga, analizador de gases, válvula de seguridad, vaso de expansión, registro de limpieza, manómetro, termómetro y muchos otros más.

Básicamente, una caldera consiste en un hogar donde se produce la combustión, un intercambiador de calor donde se calienta el agua y un sistema para evacuar los gases de combustión. Una descripción simple del funcionamiento de una caldera es que en su interior cuenta con un sistema de tubos por donde circula el agua, denominado intercambiador de calor. Los gases calientes de la combustión envuelven los tubos del intercambiador, calentando el agua.

Como combustible, las calderas utilizan gas, carbón, leña o combustibles líquidos derivados del petróleo, como fuel o gasóleo, según su diseño. También existen calderas eléctricas que calientan el agua mediante una resistencia eléctrica.

Respecto a la temperatura del agua, existen varias opciones:

  • Por lo general las calderas de calefacción no calientan el agua por encima de los 90°C, es decir, no se alcanza el punto de ebullición.
  • Existen calderas como las empleadas en sistemas de calefacción colectiva o urbana, en las que el agua puede alcanzar hasta 140°C, manteniendo una alta presión en los conductos para que se mantenga como agua sobrecalentada, sin llegar a evaporarse.
  • Aunque existen algunos sistemas que funcionan a base de vapor, en los que la caldera eleva la temperatura del agua hasta la evaporación, de tal manera que por la red distribución circula vapor, estos sistemas están cayendo en desuso debido al peligro de quemaduras y a que los sistemas a base de agua ofrecen mayor eficiencia y seguridad.
  • También existen calderas en las que el agua no alcanza los 70°C, como las caldera de condensación, que consiguen elevados rendimientos.

Dado que se considera que hasta un 75% del consumo de energía en una vivienda se destina a la calefacción, es muy importante prestar atención a las medidas orientadas a reducir el consumo energético, como utilizar calderas eficientes, con un adecuado mantenimiento y puesta a punto.

Las calderas modernas cuentan con sistemas de optimización de energía, logrando reducir el consumo hasta en un 40%. Con su uso también disminuye la cantidad de emisiones tóxicas, principalmente CO2 hasta en un 30%. Los expertos calculan que la inversión inicial en una caldera más eficiente se recupera, mediante los beneficios obtenidos, en un lapso no mayor a 6 años. Además, representan una seguridad y ofrecen un ambiente más limpio y agradable.

Artículos en la categoría "Calefacción"

  1. Calefacción centralizada
  2. Calefacción por agua caliente
  3. Caldera
  4. Calentador de agua
  5. Radiador
  6. Suelo radiante
  7. Estufa
  8. Calefactor
  9. Calefactor cerámico de infrarrojos
  10. Chimenea
  11. Brasero

Los comentarios están cerrados