Tipos de cajas de herramientas

Existen numerosos tipos de caja de herramientas, para todas las necesidades, desde los modelos más simples y básicos sin ninguna característica adicional, hasta los carros modulares que constan de varias cajas de herramientas superpuestas o las maletas rígidas de gran capacidad con compartimentos, ruedas y asa extensible. Por lo que se refiere a los materiales, podemos encontrar cajas de herramientas de madera, plástico, metal, material textil o cuero.

Tipos de cajas de herramientas

Tipos de cajas de herramientas

Según su diseño, podemos distinguir diversos tipos de cajas de herramientas:

  • Caja de herramientas abierta: son cajas de herramientas sin tapa, por lo que constan únicamente de la base que actúa como contenedor para depositar las herramientas, y una barra que sirve de asa.
  • Caja de herramientas con tapa: incorpora una tapa con bisagras con un asa o manija, junto con uno o más cierres para asegurar el cierre.
  • Caja de herramientas con bandeja extraíble: disponen de una bandeja con divisiones desprendible del conjunto, ubicada dentro de la caja. La bandeja suele tener divisiones para separar unos compartimentos de otros.
  • Caja de herramientas extensible: cuenta con cajones que se abren hacia fuera, bandejas voladizas (cantilever) o compartimientos extensibles incorporados a la tapa o asentados en un reborde. Las bandejas plegables en voladizo son estantes apilados que pueden ser desplegados para permitir el acceso a los productos en múltiples niveles simultáneamente. Cuando no se utilizan, los estantes se pueden contraer para un almacenamiento más compacto. Estos contenedores de almacenamiento de herramientas suelen tener separadores para acomodar mejor las herramientas.
  • Caja de herramientas con ruedas: muchas cajas de herramientas, sobre todo las de mayor tamaño, incorporan ruedas para facilitar el transporte y evitar cargar grandes pesos.
  • Caja de herramientas eléctricas: caja de herramientas para guardar herramientas electroportátiles.
  • Carro de herramientas vertical: son cajas de herramientas modulares que constan de varias cajas de herramientas superpuestas que pueden también utilizarse por separado. El módulo inferior es un carro con ruedas de gran capacidad de almacenaje, apto para grandes herramientas. Sobre el carro inferior se ubican verticalmente una o dos cajas de herramientas, formando un único conjunto para su transporte. Por lo general cada caja de herramientas dispone de manija extensible, mientras que el carro cuenta con mango telescópico. Según el número de módulos se denominan carros 2 en 1, 3 en 1 y así sucesivamente.
  • Carro de herramientas horizontal: consiste en un carro horizontal de gran capacidad de almacenamiento, con manija extensible y ruedas para facilitar su transporte.
  • Bolsa de herramientas: bolsa de tela reforzada y base rígida de plástico para el transporte de herramientas. Por general disponen de bolsillos interiores y exteriores. Los modelos de mayor tamaño incluyen mango telescópico y ruedas para moverlas fácilmente. Existen también modelos abiertos sin cierre, con una barra que sirve de asa. También se fabrican de cuero.
  • Mochila portaherramientas: mochilas de tela reforzada, con bolsillos interiores y exteriores, y base rígida de plástico que permite transportar las herramientas con facilidad.
  • Maletín de herramientas: maletín para guardar pequeñas herramientas, con asa y cierre. Suelen ser metálicos, por lo general de aluminio o de materiales plásticos como el PVC. También existen modelos flexibles de material textil.
  • Maleta de herramientas: maletas rígidas de gran capacidad, con compartimentos y bandejas interiores. Los modelos de mayor tamaño incorporan mango telescópico y ruedas para su transporte. Existen modelos metálicos, de plástico y de cuero.
  • Baúl de herramientas: son cofres o contenedores simples de gran capacidad para guardar herramientas pesadas, sin ruedas y por lo general metálicos. Suelen disponer de cierre de seguridad y asas para su transporte.
  • Organizer: también llamados organizadores, son cajas de herramientas que constan únicamente de bandejas con compartimentos y separadores, y se emplean principalmente para almacenar consumibles. Existen de diversos tamaños, desde pequeñas bandejas hasta grandes cajas con varias bandejas.

Materiales para fabricar cajas de herramientas

Aunque hasta los primeros años del siglo XIX la madera era la primera opción como material para construir cajas de herramientas, hoy en día son predominantes las de metal o plástico.

Según el material de fabricación, podemos distinguir varios tipos de cajas de herramientas:

  • Caja de herramientas de metal: las cajas de herramientas de metal, típicamente de acero, son más fuertes que las de plástico, por lo que pueden soportar el peso de muchas herramientas. Sin embargo, tienen propensión a oxidarse, sus filos pueden dejar marcas si se golpean contra alguna cosa y pesan más que las de plástico. Una caja de herramientas de plástico cargada con herramientas puede pesar igual que una caja de acero similar vacía.
  • Caja de herramientas de plástico: son más ligeras que las de metal, pero no son tan resistentes, por lo que no pueden soportar demasiado peso en su interior.
  • Caja de herramientas de madera: aunque la madera fue el material más utilizado para fabricar cajas de herramientas hasta principios del siglo XIX, hoy en día sólo algunos modelos costosos y especializados, generalmente para artesanos, se hacen de madera, por lo general con maderas duras.
  • Caja de herramientas de cuero: numerosas maletas y bolsas de herramientas se fabrican de cuero por su resistencia, solidez y durabilidad.
  • Caja de herramientas textil: existen numerosos tipos de cajas de herramientas fabricados en material textil, generalmente con materiales resistentes, como maletines, bolsas y mochilas.

Artículos en la categoría "Cajas de herramientas"

  1. Tipos de cajas de herramientas
  2. Alternativas a las cajas de herramientas
  3. Bancos de trabajo

Los comentarios están cerrados